Jugar bien / Escribir bien

cuentos de fútbol

fútbol

Me enamoré de una rayada

La conocí en la primavera del 2008, pero tuve que esperar hasta diciembre del 2009 para hacerla mi novia. Entonces su equipo ganaba más de lo que perdía. Podía soñar con el campeonato, en cambio yo… yo debía conformarme con…
fútbol

De siete a nueve

La amistad que comparto con Mariano es bastante extraña. Nos conocemos desde chicos, pero hasta hace un par de años comenzamos a frecuentarnos.  Mi madre ayudaba a que la casa de la familia de Mariano permaneciera limpia, mientras mis hermanos…
fútbol

Penas como esas

Todos llegamos a este mundo con la fuerza necesaria para soportar ciertos golpes. Cuando mamá deja de ceder a nuestros llantos sin sentido, por ejemplo, y nos abandona a nuestra suerte en la cuna de madera mientras el monstruo del…
fútbol

El gol

No le escribo a estas obras de arte como la de Maradona a los ingleses, que a tanto argentino dejó sin garganta. Tampoco hablo de esos goles que de no caer después del noventa y pico o de no representar…
fútbol

Ventanas abiertas

Hace tiempo escribí algo sobre un padre que se fue a trabajar al extranjero y condicionó el contacto con sus familiares a una buena señal de internet, entregado a una pantalla que no secaba lágrimas ni recibía abrazos, pero que…
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde