Jugar bien / Escribir bien

Opinión

Un comodín bajo la manga; la pelota detenida

En casa de papá, San Fernando, una comunidad al norte de Ciudad Victoria y cerca de la frontera con Estados Unidos, hubo un fin de semana que tomé para ponerme en modo avión y disfrutar de un par de buenos libros y cuatro clásicos sudamericanos en el iPad. Los juegos fueron: Cerro Porteño vs Olimpia, U de Chile vs Colo Colo, Newell´s contra Rosario Central y el clásico de Avellaneda, en Argentina. Si vamos un poquito más al detalle, los tres libros que me acompañaban eran: Dios nunca parpadea (Regina Brett), La quietud es la clave (Ryan Holiday) y Futbol; enseñanza basada en conceptos (Armando Anaya).

Si tan solo fueras un colonizador, Miguel

Si tan solo hablaras con una terminología imposible y presumieras esconderte en un bunker a estudiar al rival o utilizar una metodología que solo se practica en Júpiter, tendrías un lugar preponderante entre los ávidos de complejidad en este negocio, incluso, en directivos que relacionan Europa – capacidad; que mal interpretada está hoy en día la palabra “modernidad”.

Punteros a perfil cambiado; Transfermarkt no se equivoca

El sábado por la noche, viendo el fútbol Costarricense y tras una pelota cruzada, con la claridad del audio ambiental al jugarse a puerta cerrada, se escuchó el unísono grito “zurdísimo, zurdísimo”, un recordatorio encausado al lateral sobre el puntero que, efectivamente, jugaba a perfil cambiado. Intuyendo un poco lo que podría pasar (cerrarle el centro y darle la banda), el jugador opta por ir a línea final surtiendo un centro que a poco estuvo de terminar en gol. Yo ya no entendía nada.

Están, pero no

Las pautas del profe quedaron atrás. Lo entrenado, entrenado está y ahora sería complicado interiorizar una instrucción superior a 25 segundos porque la mirada y la cabeza están, pero a la vez no, ahí, en el túnel antes de zarpar a la cancha.

Minutos finales y una delgada línea

La concreción del gol en la recta final del partido, llama a escena a un repliegue defensivo cerca del arco propio y la cesión de la tenencia de la pelota. Lo increíble está en que la instrucción táctica de “tirarse atrás” nunca aparece en la toma de televisión, como si de un mito se tratara.

¿Aspirina o ácido acetilsalicílico?

Ante el terrible y abrumador embudo laboral, la juventud ha conspirado contra el juego. Lo ha disfrazado de complejidad, de métodos, de datos y de tantas aberraciones. Pretenden convertirlo, quizá inconscientemente, en un mundo que solo puede ser gobernado por los científicos, por especialistas en todo, menos en juego.
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde