Jugar bien / Escribir bien

fútbol

El autogol que más grité

Aquél domingo desperté más temprano de lo normal.  Un par de inviernos antes, Tigres estaba en el fondo de la porcentual.  Los aficionados volteábamos al cielo, implorándole a Dios que nos rescatara de una vez por todas de las garras…

El día más triste del mundo

Dudo que existan palabras exactas para describir el sentir de Damián al entrar a la cancha. Eran las diez de la mañana, hacía un calor infernal. Sus ojos quedaron maravillados con el verde del pasto que parecía no tener fin,…

El Silvanazo

¿Cómo les explico que el gol que me confirmó como tigre no significó un triunfo de los míos?  ¿Qué digo un triunfo? Ni siquiera un empate.  Vaya… el tanto ni siquiera lo marcó un jugador de Tigres, sino uno de…

Nuestro primer Jefe

—¿Pero quién se cree que es ese viejo tarado? —reclama el niño, dando brincos frente al televisor. El abuelo lo ve y permanece en completo silencio. Comprende que el muchacho está exaltado por el partido, y… —¡Tú no eres nadie!…
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde