Jugar bien / Escribir bien
Futbol mexicano

Más allá de una derrota, la gira del Tri Femenil.

La selección mexicana femenil en su nueva etapa, tuvo dos grandes oponentes, Eslovaquia y España, las cuales obligaron a modificar un tanto lo que se acostumbraron a ver en los primeros partidos ante Costa Rica, un combinado que generó más opciones de cara al arco a través de su ataque posicional. En está ocasión buscó trabajar los ataques al espacio y siendo más reactivas en el encuentro, estos son algunos aspectos de cada partido.

México vs Eslovaquia

Monica Vergara inició con un 4-3-3 en “teoría” durante la fase de presión pasaba a un 4-2-3-1 con Steph Mayor como mediapunta y en los extremos, Montse Hernández y Alison González subían la intensidad de presión.

La importancia de ambas imágenes para demostrar el bloque medio que tenía el cuadro rival, donde pasaban a defender con un 4-4-2 rígido y no necesitaban salir a presionar, en esta ocasión pocas veces Rebeca Bernal generó parte de la superioridad y fue Bianca Sierra quien se quedaba más cercana evitando dar profundidad.

Presión establecida 


La mayoría de acciones del tricolor provienen de evitar que el rival avance, en la primera imagen se muestra como hay igualdad numérica y buscar forzar el pase a quien ya tiene marca cercana (en este caso Mayor roba), en la segunda imagen, Belén Cruz persigue a su par y ya se tiene oportunidad de evitar un posible pase, resulta importante por qué fue algo que no se pudo replicar ante España.
Persecuciones

Durante algunos lapsos de partido, Janelly Farías y Jocelyn Orejel, quienes fueron las parejas de centrales, salieron a perseguir a la poseedora más cercana, aún teniendo compañeras para dicha labor, si bien en este partido hubo pocos desajustes defensivos por dichos saltos, ante España sería notorio por la movilidad de sus jugadoras tanto en interior como exterior.
Actuaciones individuales para destacar  

Tras la entrada de Nancy Antonio y posterior ubicación de Orejel como lateral, el equipo pasó a tener más profundidad, no es sorpresa que las salidas y ataques tengan sentido al utilizar a la mediocampista felina como válvula de escape en el medio, sumado al partido de Reyna Reyes y Kimberly Rodríguez para establecer una buena base defensiva.

La técnica en salida para generar ventaja provocó que siempre fuera por el sector de Farías (más pases del equipo) junto a Orejel, pero se vio más involucrada en salida Antonio que Bernal (32vs18 pases). Junto a ellos, tanto Diana Garcia y Daniela Espinosa, se involucraron en más toques de balón que Nicole Pérez y Alison González, quienes fueron sustituidas. (Garcia 23-18 Pérez, Dani 27-17 Alison).

México tuvo menor cantidad de pases que el rival, quien poco pudo aprovechar las posesiones y ponerse de cara al arco defendido por Emily Alvarado, a pesar de ello, ambos equipos tuvieron 4 disparos al arco con sensación de que la victoria pudo ser del lado tricolor.

España vs México 

En este encuentro, Vergara retrasó más la posición de Mayor como “falsa interior” por qué en ofensiva siempre se buscaba posicionar por detrás de Cuéllar, se formaba una línea de 4 mediocampistas y Bernal se desprendía hacia atrás para sumarse como una defensora más para las probables coberturas ante los saltos defensivos, una especie de 5-4-1 en defensa por lo que se buscaba contener al fenomenal cuadro ibérico, un 4-3-3 que potencia el juego de posesión y así fue.

México reactivo y que contiene al rival

La presión generada en salida propia obligó a tener menos opciones de pase y de ventajas, Bernal siempre vigilada para evitar ser opción de pase y todos los balones en trazos largos, pocas opciones para tener posesiones largas.

En ambas imágenes se muestra como ahora México era Eslovaquia en fase defensiva, siempre detrás de su mediocampo y ahora con Diana Garcia en el XI de inicio para ser el aporte defensivo que no podía ser Steph Mayor, era importante pensar que sus laterales generaban superioridad pero sumado a la movilidad de todo el combinado español, en algún punto cualquier fallo se convertiría en un disparo al arco.

Motor Mayor 

En ambos encuentros, Steph Mayor se cansó de generar opciones, otorgando ventajas con toda su habilidad para encontrar espacios libres vía pases, ante Eslovaquia fue quien organizaba ataques al juntarse con Pérez, acá buscó iniciarlos o recoger balones perdidos por gran interpretación y hacerlo con ventaja a sus compañeras.

España y su juego con intercambio de posiciones. 

El cuadro ibérico tiene un estilo que ha ido creciendo con el pasar de los años, a grado de convertirlo en una de las selecciones más importantes del mundo, en prácticamente todas sus ocasiones tanto Abelleira, Eizaguirre y Bonmatti, tomaron el el rol protagónico, además de los movimientos sin balón de Nahakari García (de donde nace el primer gol) para sumar y destabilizar a sus jugadoras más cercanas, un partido donde tuvieron más de 600 pases y 70% de posesión, dando muestra su fútbol.

Un segundo tiempo con intención pero menor ejecución. 
En la parte complementaria, Vergara modificó sus piezas para intentar ser “intensas“ en campo rival pero donde terminarían siendo asediadas de nueva cuenta por las posesiones de España, por pocos minutos vimos al equipos establecido en campo rival gracias a la presión que ejercía, pero en otros lapsos desajustado tanto por la primera anotación, aunado a que jugadoras como Alexia Putellas, One Battle o Marta Cardona, cerrarían el encuentro, al final se entiende, de salir a buscar en arco rival era previsible quedar expuestas y por eso el cómo se defendió el mediocampo, obligando a ir por los extremos del rectángulo, cosa que funcionó hasta el primer gol del partido.

Con Alison y Cruz, el equipo subió la defensa alta, logró incomodar en salida rival y encontró algunos lapsos de oportunidades.

Se tuvo que estar atentos a cómo arrastraban la marca de cada jugadora nacional tras algún gesto de pase o desmarques, esa misma jugada sucedió durante el gol, Bernal siguió a Nahikari y Cardona encontró opción de disparo.

Números abrumadores 

Andrés y Aleixandri fueron las más participativas en el equipo español, tanto toques como pases y Bonmati fue quien más pases logró en tercio mexicano.

En contra parte y con la mitad de toques de balón, Bernal fue una de las más cercanas al balón, además de lo que se involucró Mayor para buscar generar ataques y posesiones largas.

Números finales del España vs México.

Verse las caras ante rivales de otro continente y en su casa, siempre será para llenarse de aprendizaje, en estos dos encuentros no queda más que ver la derrota como un punto de inflexión de cara a todo el proceso que viene, sin duda era probable perder ante España, este camino recién inicia y juzgar a cualquier jugadora o siquiera lo hecho hasta hoy por Vergara, sonaría anormal, con 4 partidos no pude existir una mejoría tan notoria respecto al proceso anterior pero siguen existiendo rasgos de lo que puede lograrse en este siguiente lapso de cara al próximo mundial. Más adelante podríamos tener el sentido de ubicación para generar espacios con movimientos como el equipo español, o replicar la resistencia del juego como ante Eslovaquia, cosas que podrían pasar y que seguiremos buscando averiguar. Esta generación puede tener una oportunidad de oro para hacer historia en un futuro y sobre todo, competir en grandes escenarios.

Comentarios

Article written by:

"Recuerdo mi primera pelota, me la paso mi padre. No la chute, la agarre, era portero" Pelé me hubiera dicho lo mismo que a Stallone en aquella mítica película.. "No sabes driblar, no sabes pasar, mucho menos tirar. Pero puedes ser buen portero." Siempre se hablara de todo lo bueno que se engloba alrededor de la redonda.

Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde