Jugar bien / Escribir bien
Liga MX Femenil

Un Clásico Regio de una sola postura

En los últimos años, los planteles más fuertes de la liga femenil se encuentran en el norte. La frase lo dice por si mismo, se “llenan las arcas” y si bien sus bajas son mínimas, sumar la mejor calidad de jugadoras es lo primordial, aunque poco a poco mientras eso sucede los demás equipos buscan competir mediante planteamientos defensivos y 2 vs 1 ante las jugadoras importantes de Tigres y Rayadas pero ¿Qué sucede cuando ambas se ven las caras?.

4 finales de liga.

Mientras Tigres se ha quedado con 3 títulos, Rayadas recién ha conseguido 1, ese ha sido el saldo en donde se han visto frente a frente en los duelos más importantes (18 partidos han disputado), si tomamos en cuenta que se han jugado 5 torneos completos, sin duda el número es abismal para los demás equipos que siquiera han estado cerca de una final, (solo 3 más), el problema de esto sería ¿hasta cuando les alcanzara para que por puro plantel sigan estando en la final del fútbol mexicano?
El torneo pasado Querétaro se quedó en la orilla y América terminó por “romperse“ en el juego de vuelta, si Gallos Femenil tuviera mejor plantel (que no significa que sea malo) habría pisado la última instancia, pero al parecer, las distancias se están acortando dejando muestra de lo que puede pasar en un futuro, si un equipo u otro necesita atacar al inicio, las de la U son quienes buscan condicionar el juego desde el inicio.

Una sola postura.

El esquema no cambia y por funciones, Belén hace lo mismo que Katty para asociarse con Mayor, de estar Martinez sin lesión, los roles se invierten y Mayor tiene más movilidad en lo ancho del campo.

Por un lado, las dos ultimas finales que se disputaron denotaron como se han “neutralizado” o al menos lo intentan, Roberto Medina prefiere que su equipo siga con un 4-4-1-1, dos interiores complementarias y su siempre salida orientada por izquierda para encontrar a Lizbeth Ovalle o ahora a María Sanchez, lo demás, mera inventiva individual de talentos superlativos, Steph Mayor, Belén Cruz y las ya mencionadas, un eje ofensivo muy de cuidado y por esa misma razón, la mayoría de equipos prefiere una postura de defender cerca del área y evitar la movilidad de las 4, cosa que en general no funciona o por algún descuido defensivo, termina por abrirse cierta grieta.

Generalmente Rayadas defiende cerca del área y busca en transición hacer daño a las felinas.

A pesar de que Rayadas es de los equipos con más posesión del balón (en general por la misma tónica de sus encuentros donde buscan evitar que desarrollen su nivel ofensivo) ante Tigres siempre cambia, desde su primera estrella obtenida, indirectamente dejar que las de la UANL, no puedan avanzar más allá del medio campo, evitando conexión entre sus extremos del campo y sumando 2 vs 1, en la final de vuelta, Daniela Solís y Diana Evangelista realizaron más labores defensivas que ofensivas para evitar ataque por ese sector, y ese mismo tono de partido ha perdurado, evitar que Tigres no juegue y buscar atacarlas en transición tras alguna pérdida pero sin forzarla, además de aprovechar cualquier balón parado.

Aunque en su último encuentro, Rayadas alineó con un 4-2-3-1 en parte por necesidad de siempre tener balón (Pérez y D. García) es probable que su alineación sea distinta y si llega a ser similar tiene muchas posibilidades de habilitar a sus jugadoras por banda a través del golpeo de Nicole.

 

Números entre ambas.

En sus últimos 5 partidos sólo Rayadas tuvo mayor posesión en uno debido a ir en desventaja, de ahí en fuera, siempre el balón se encuentra de lado de Tigres, por lo que ese tono de encuentro está inclinado desde el planteamiento de Héctor Becerra.

Más que partidos “tácticos” hay una nulidad de soluciones a través de los banquillos, directamente esperando que sus jugadoras lleven el peso emocional del encuentro, por que la predisposición del mismo ya está dado, como mencioné, los números de las finales anteriores lo demuestran (posesión de cada equipo y pases intentados-logrados).
Eso no quita que sus planteles sean extraordinarios, por ejemplo, Rayadas se reforzó con Andrea Sánchez y mucho se debe a que no tenia una lateral para encarar este tipo de encuentros, Tigres no necesitaba a María Sánchez pero para tener una variante distinta le sienta bien (la mayoría de los ataques del equipo surgen del duelo 1 vs 1 y posterior centro), dejan entre ver si hay posibilidades de verlas pronto fuera del podio, Juárez, Atlas y San Luis ya han vencido a las regias, pero mas adelante podrían ser quienes están en disputa por los 8 lugares, como Cruz Azul, Pachuca, Chivas o quien se sume, al final, como mero ejemplo de lo qué pasa con la selección nacional, un cambio en el banquillo para potenciar el estilo de juego de ambos equipos, haría que de verdad no tengan rivales por la dualidad estratega-equipo. De momento, habrá que ver, si en el futuro, tanta calidad puede seguir ofreciendo espectáculo y se antepone a los demás equipos, además de seguirlas viendo en otra final.

Comentarios

Article written by:

"Recuerdo mi primera pelota, me la paso mi padre. No la chute, la agarre, era portero" Pelé me hubiera dicho lo mismo que a Stallone en aquella mítica película.. "No sabes driblar, no sabes pasar, mucho menos tirar. Pero puedes ser buen portero." Siempre se hablara de todo lo bueno que se engloba alrededor de la redonda.

Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde