Jugar bien / Escribir bien
Opinión

¿Imposible disfrutar?

Con el paso del tiempo y el scroll en redes sociales, me queda claro que los latinoamericanos somos tipos que no nos damos por servidos cuando un muro ha sido derribado; anhelamos más, pues lo que al principio pintaba como una utopía, superarlo incita a gozar de suficiente autoridad moral para exigir algo que, dentro de los planes quizá no estaba estipulado. Tigres llegó a la final intercontinental contra uno de los 3 mejores del mundo, y las críticas dictan que jugó mal, a pesar de perder por un gol. ¡Ma-mita!

Los equipos potentes, como decía don Osvaldo Batocletti “no tienen tres ojos, ni tres huevos; son seres humanos y futbolistas al igual que nosotros”. Eso lo era también el Bayern Munich, y aunque el día de hoy superaron a Tigres alzando el cetro mundial, fue conseguido por una mínima diferencia que estuvo a nada de ser anulada, esto si el VAR no hubiera sido ideada por alguien que no disfrutaba del futbol y su naturaleza.

Con esto, me queda claro que los ornamentos a equipos y directores técnicos están de más en el juego; deben de ser desterrados en los días previos al enfrentamiento, porque de lo contrario, predisponen a un grupo sano que viene haciendo bien las cosas y considera que lo que tiene enfrente, es infinitamente superior. Me parece que hoy, Tigres ha dejado en claro que se puede soñar porque es posible cumplirlo; los aficionados, al caer en una instancia así, más que encontrar culpables y reprochar, tienen la obligación de sentirse orgullosos de lo alcanzado sin la absurda necedad de recriminar.

Hay partidos que, como cuerpo técnico o aficionado, yo no volvería a ver en mi vida por repetición; la final Tigres vs Bayern es uno de esos; dejaría que el recuerdo de la final mundial solo permaneciera guardado por lo que vi en vivo y se vaya perdiendo al paso de los años la nitidez de los detalles y acciones.

Estaría bueno que dejáramos de predisponernos en los momentos serios de la vida por el entorno y ornamento que los encubre; que evitemos asignar responsables a las derrotas y fracasos, y que comencemos a disfrutar del juego en su pureza absoluta. En la vida y en el juego, no todo es tan serio como parece.

Daniel Guerrero / @dga_futbol

Comentarios

Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde