Jugar bien / Escribir bien
Premier League

No se te vaya a ir “Mou”

Hace poco más de dos semanas el equipo londinense reafirmaba su buen momento con el triunfo en el Derby del Norte de Londres cuando se impusieron al conjunto de Mikel Arteta dividido en un primer tiempo a puro dinamismo y otro sucumbido por la presión del cuadro visitante. No obstante, el 2-0 conseguido le permitía afianzarse en la cumbre de la liga, a reserva de opinión personal, más competitiva del mundo. Inclusive cuatro días después mantuvo la constancia cerrando con broche de oro la fase de grupos en la Europa League contra el Antwerp de Bélgica, cosechando su cuarto triunfo en el certamen y el liderato de su zona.

Posterior a este par de cotejos comenzó, sorpresivamente, un declive notorio más que en resultados, en momentos y constantes de juego. Un punto de los últimos 9 posibles han generado una serie de cuestionamientos sobre como esta tomando José Mourinho los encuentros disputados. Por poner un ejemplo, se vio de forma clara una actitud tibia ante el Crystal Palace en el empate de visita a un gol por escuadra en donde los dirigidos por el portugués se cerró en intentos constantes de búsqueda de gol cuando pudo obtener el mínimo indispensable, permitiendo a su rival tomar terreno y encarar el empate de forma meritoria, lo cual tuvo como consecuencia la reacción tardía de la escuadra londinense que, si bien generó en diez minutos un par de ocasiones claras, no pudo vencer al guardameta Guaita.

Algo similar ocurrió en su duelo contra Liverpool, crucial juego en donde se definía momentáneamente el liderato. Un espectáculo previsto desde la previa, puesto que en el primer tiempo encontramos la emoción de dos goles: Salah para los Reds y Son para los Spurs. Quizás el cotejo pudo acabar con sonrisas para la visita, no obstante, una serie de claras ocasiones perdidas en los primeros veinticinco minutos del segundo tiempo terminaron por hacer valida la ley del fútbol: goles que no haces, goles que te hacen. Firmino revalidó dicha ley y en el último minuto le dio el triunfo a los de Jurgen Klopp. Tan cerca pero tan lejos nuevamente para Mou.

Finalmente, en un duelo que quizás se contemplo cierta tranquilidad por parte de los locales, Tottenham recibió este domingo al Leicester City y sucumbió, siendo el 0-2 un golpe que ha encaminado a los ex dueños de White Hart Lane de ser líderes hace unos días, a encontrarse fuera de zona de Liga de Campeones. Si bien es muy prematuro para encarrilar a un posible campeón, considerando lo apretada que se encuentra el nivel ingles, si es preciso señalar que la constancia se ha de volver un aliado que permita aumentar el convencimiento y eliminar la duda.

Esperemos que en los próximos días y encuentros a disputar, comandado por un Harry Kane en modo generoso y un Son en auge deportivo permitan romper la inconformidad en números posicionales grupales y encarrilen al cuadro dirigido por The Special One a no alejarse del sueño de todo fanático de los Spurs: el campeonato inglés luego de 60 años.

Comentarios

Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde