Jugar bien / Escribir bien
Opinión

Zurditos a escena

Terminó el torneo y cesan un poco las responsabilidades urgentes. Llega algo de calma y con ella, emerge lo normal de un período vacacional: el ruido mental, un poco de abstinencia y las ganas de ver a la familia y los amigos del barrio. Pero también, las reflexiones a temas cotidianos que se van quedando ahí, en el tintero. Una de ellas surge en épocas de visorias y elección de jugadores: Zurdo y zurdito no es lo mismo.

Queda claro que a los jugadores de perfil izquierdo lleva un poco más de complicación encontrarlos. También es cierto que no opté por documentarme si realmente en el mundo hay menos zurdos que derechos, y es que hay estadísticas a las que no se les debe dar bola al ser algo muy evidente.

En la visoria de jugadores nunca es lo mismo un zurdo que un zurdito. De inmediato y sin verlo, al escuchar el diminutivo sabemos a qué se refiere. Por ahí quizá solo se pregunta la edad o equipo anterior. Entendemos a la perfección que se trata de un jugador que va por la banda, de media o baja estatura y con características relacionadas con la habilidad del balón y su centro de gravedad. Es vago, pícaro y le gusta la gambeta. Nato para acelerar y se acompaña de una sonrisa si en el mano a mano la pelota se la puntea el lateral como último recurso.

A diferencia de los jugadores extranjeros de países como Ecuador o Colombia, que la pelota tiene que ir al espacio para que ellos lleguen a encontrarla y encarar, los zurditos mexicanos pueden recibir contra la línea y con una o dos líneas rivales por delante de él sin que esto suponga un grave problema. En el peor de los escenarios, juega hacia atrás, se busca por la otra banda y listo.

Son esos jugadores que andan siempre por ahí, que parece disfrutan tener la pelota y esconderla a su marcador. Amagan hasta el cansancio y de pronto sacan de quicio y se ganan una patadita… bien merecida. Claro, sin la mala leche de lesionar.

Los torneos están llegando a su fin. Fue una etapa anormal y que nos demostró la vulnerabilidad y lo fugaz que es habitar este mundo. No tardan en anunciar las fechas de visorias para clubes de segunda y tercera división, y con ello, los zurditos son llamados a escena para demostrar que son indispensables el siguiente semestre. Tocará disfrutar al verlos encarar a un lateral, también a prueba ese día.

Daniel Guerrero | @dga_futbol

Comentarios

Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde