Jugar bien / Escribir bien
Opinión

“Zorrito” Aguirre: ¿cómo llegó al San Luis?

Aunque la existencia como tal del equipo potosino se ha visto tapada en cierta forma por su nuevo nombre, siguen perdurando aquellos recuerdos no muy lejanos en el balompié mexicano. Dentro de esta historia  encontramos un jugador que llegó como relámpago a tierras aztecas con un perfil muy bajo pero que en su breve estancia pudo generar cierta presencia en el club en cuestión. Wilmer Aguirre, conocido como “Zorrito”, ha sido más conocido  por fallos que aciertos (tendencia del juicio actual de la población), no obstante, llegó a tener sus años de rendimiento óptimo y, por ende, gratos recuerdos.

Muchos fanáticos mexicanos, particularmente potosinos, se preguntarán como llegó el “Rasho” a la Liga MX y para responder dicho cuestionamiento tenemos que remontarnos meses previos de dicha consumación de transferencia. El delantero peruano tuvo un pasó simbólico por el cuadro francés de FC Metz con quien se dio el lujo de dejarlo en la Ligue 1 antes de volver a territorio peruano, en donde llegó como flamante refuerzo para disputar la Copa Libertadores 2010 con Alianza Lima. Como antecedente, el cuadro intimo llegaba de ser subcampeón nacional a manos de su rival histórico Universitario de Deportes a costa de goles a balón detenido. Partiendo de este deseo de revancha y autosuperación, el conjunto por aquel entonces de Gustavo Costas buscaba consolidar un cuadro competitivo de cara al torneo más importante de clubes a nivel Latinoamérica y con mayor seriedad después de enterarse que tendría que compartir grupo con el por aquellos tiempos campeón de América: Estudiantes de la Plata. Bolívar y Juan Aurich serían los equipos que completarían dicho grupo.

A todo esto, ¿qué tiene que ver el “Zorrito”? La noche del 18 de febrero de hace 10 años nunca se olvidará para los fanáticos de La Victoria, puesto que esa noche no hubo más que Aguirre. Un hat-trick ante el equipo más peligroso del continente, complementado de un gol del hermano perdido de Ibrahimovic, es decir, “Zlatan” Fernández, sellaron una noche mágica para la historia del equipo limeño y para el futbol peruano. Un 4-1 que, si bien inició con un gol visitante en cuestión de segundos, supo inclinarse a la supremacía blanquiazul y Wilmer fue el artífice.

A pesar de haber llegado a la instancia de octavos de final y ser eliminados de una forma polémica en Santiago, Aguirre no volvió a anotar en todo el torneo, pero fue ese partido el cual le abrió las puertas al fútbol mexicano meses después de la gran actuación internacional.

En San Luis pudo conseguir pasar la barrera de 20 goles a pesar de iniciar de más a menos, cuestión que le valió para ser transferible después de tres temporadas en México y quedar, a juicio personal, con sensaciones más positivas que negativas en la afición potosina.

Actualmente el “Rasho” sigue vigente, en las ultimas instancias de su carrera futbolística, no obstante y como cualquier cuento, pudo tener un momento dulce, una noche que lo marcó y le permitió disfrutar de la aventura, tacos, goles y plenitud.

 

Twitter: LuchoRejasSa /IG: luchorejas95

Comentarios

Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde