Jugar bien / Escribir bien
Opinión

Rivales en bloque bajo; que jodido es atacarlos

Evidentemente, me parece que el juego tiene distintas aristas para concebir una forma de ataque o los carriles de progresión ofensiva, pero inevitablemente todos convergen en el mismo punto y es donde el arco rival se encuentra. Mientras una cancha no tenga la portería en la banda izquierda, las vías para convertir seguirán reduciéndose a ir por el centro, y uno que otro equipo es consciente y saca tajada a su favor. Los centrales se van a dar un banquete rechazando todo por arriba. Buscaré explicarme a continuación.

Los textos que suelo publicar surgen de momentos en mis equipos, de viajes o charlas de café con buenos amigos. El título de este artículo está muy cerca de algo que me viene dando vueltas desde hace tiempo, y es que atacar contra equipos en bloque bajo realmente es muy jodido. Aunque se presuma que se puede siempre ganarles, la realidad es que se vuelve complicado en cuanto renuncian a la tenencia de la pelota y se resguardan sobre la frontal del área grande. Analizar en fase defensiva a un rival no tiene tanta dificultad. Debo admitir que lleva un poco más de tiempo que analizar la fase ofensiva, y creo entender el motivo; siguiendo a la pelota, todo es más fácil, resalta mejor y los patrones de juego son más descriptivos.

Atacar a un equipo en bloque bajo resulta más tedioso y complicado de lo que en el papel representa. No tienes espacios, ir por dentro es casi imposible y si vas perdiendo y contra reloj, la paciencia se agota con relativa facilidad, hay fastidio y estrés. Es el escenario perfecto para muchos que buscan cerrar los partidos así. Lo que dijo don Marcelo Bielsa hace poco es muy romántico, pero cuando diriges a Zacatepec o al Puebla no puedes defender en el área rival y con una presión alta al 87´ con 40° de temperatura. Imposible ser lírico.

“Es un equipo que ataca por las bandas, tiene jugadores rápidos y hábiles en el duelo individual”, puede decir un reporte de espionaje sobre el rival, y luce bien, sin embargo, es importante detectar como acercaron la pelota al centro (donde está ubicada la portería), quienes se encargaron y cuantos son los que esperan ahí. Posicionamientos, alturas, desmarques y variantes como la media distancia, son buenos “mejoralitos” en ese momento ante un rival replegado que no piensa regalarte nada.

La conciencia en el juego vista desde el punto estratégico, tiene ciertas referencias para bien y mal. Pensar en defenderse muy atrás suena antipático, pero en un ente tan global como lo es el futbol, todo vale y es eficaz dependiendo el momento y las características de los jugadores. Meterse muy atrás no es tan malo como parece, el tema es que nos molesta porque necesitamos un gol y el rival no te regala ni un milímetro de espacio para dañarlo. Cómo dicen los veteranos sabios, “cada quién habla como le va en la feria”. No me ha tocado ver a un futbolista triste en el aeropuerto por haber ganado 3 puntos de visitante soportando 15´despejando todo.

Daniel Guerrero | @dga_futbol

*Los ejemplos usados (Puebla – Zacatepec), son meramente ilustrativos. Nada personal.

Comentarios

Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde