Jugar bien / Escribir bien
Liga MX

¿Fernando Beltrán debe ser titular indiscutible?

Vamos a responder la pregunta de manera rápida: No. Desde mi perspectiva es un no. Pero, desde una visión menos totalitaria es un sí.

Yo no soy técnico, ni analista, pero desde mi humilde opinión yo no colocaría a Fernando Beltrán en mi mediocampo. Yo sueño con un Dieter-Torres-López. Ahora, vamos con la realidad. Vucetich ha seguido con la misma línea de confianza que le dió Tena al canterano, ya que, desde que llegó ha sido titular indiscutible, con la excepción de los partidos contra Necaxa y América. Que no haya jugado contra ellos debe ser un tema de salud más que deportivo (quiero pensar), porque Beltrán post recuperación del Covid-19 ha mostrado dificultad para respirar. El Nene, se ha convertido en el baluarte de la afición, es el jugador consentido. Grandes exhibiciones de fútbol (desde la perspectiva del grueso de la afición) han cautivado a todos, incluído al periodismo mexicano. Que tiene garra, que le pone huevos, que es el motor del mediocampo, que es el mejor del equipo, etcétera. Está bien hablar de lo bueno, pero cuando comete errores, pasan totalmente desapercibidos. Solopar al jugador no ayuda en nada. Yo no niego que tiene talento, simplemente considero que hay virtudes y defectos, pero que los defectos parece que no existen, y muchas veces esos errores afectan al de por sí nulo funcionamiento del equipo.

Mapa de calor: Fernando Beltrán (Guard1anes 2020)

Hay que partir que Beltrán es un mediocentro posicional, pero con Tena, se afianzó como interior por izquierda y/o jugando en el doble pivote con Molina, ya que técnicamente es eso, un doble pivote. Las labores del interior al mediocentro varían bastante, fue cambiar la naturaleza de Beltrán de golpe. Los interiores son jugadores que marcan el ritmo de juego y sobre todo buscan la no verticalización del balón, moviéndose de manera horizontal buscando la espalda de los mediocentros rivales. Toman el control del volumen de juego y son los encargados de aprovechar los espacios rivales. El mediocentro es un jugador de corte “defensivo” el cual busca recuperar balón, debe ser inteligente para colocarse en espacios libres, romper transiciones rivales, inteligencia para colocarse como tercer central, apoyar en salida haciendo descensos atrayendo rivales y dar equilibrio defensivo.

Básicamente, cambiamos la naturaleza de Beltrán de golpe. Está jugando en una posición que claramente no es para él. Suele tener chispazos inherentes a su calidad, como pases entre líneas o conducciones para atraer rivales, las cuales generan espacios. Es inteligente sumándose al ataque, otorgando superioridad numérica y buscando rematar desde la frontal o tratando de rematar de cabeza. El problema de Beltrán, es su pase vertical en plena transición ofensiva, suele fallar esos pases tan decisivos, que podría ser por su falta de lectura para saber cuándo y cómo darlo. También, el Nene vive en una burbuja física en la que no podrá estar siempre, debido a su juventud soporta los kilómetros de más que recorre en cada partido, sobre todo los retornos que hace en transición defensiva, ya que al tomar alturas lejanas al generar la superioridad, tiene que regresar rápidamente al tapar el intervalo que deja. Como mediocentro puede tener dos “fallas”. La primera es la poca lectura que tiene para defender los balones a su espalda y la segunda es su estatura en casos de juego directo.

Fernando Beltrán ha estando jugando en contra de lo que es él y aún rimo físico altísimo. Salirse del papel en el fútbol no siempre es beneficioso, pero Beltrán ha logrado sobreponerse. Aún tiene muchas cosas que pulir como jugador, pero sin duda nos ha regalado alegrías. Decir que es el mejor jugador de Chivas es aventurado, pero aún así se entiende. Tiene mucho que mejorar para ser indiscutible. Ojalá pronto pueda jugar como mediocentro, que es donde mejor se ve. Jugando ahí se pueden lograr mecanismos de salida muy interesantes.

@Daniel_Amz2

Comentarios

Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde