Jugar bien / Escribir bien
Opinión

Reflexiones de una eterna cuarentena: “Fabricar inteligencia”.

A todos nos llega un momento en el que pareciera que ciertas frases colman la paciencia, al repetirse con gran frecuencia y que obliga a replantear la estructura y el verdadero significado de ella, entender el contexto y la variedad de usos, pero sobre todo sus ventajas, pero me parece, buscan sacar beneficio personal y propagandístico.

En una cuarentena tan larga y un exceso de ponencias vía zoom, sonó hasta el cansancio una frase que fácilmente se pudo haber convertido en un cliché: “Nosotros como entrenadores, queremos hacer jugadores inteligentes”.

Bueno, mi duda es: ¿Cuándo un jugador ya no entra en planes o es transferido, es por ser un futbolista tonto?

Claro está que mientras realices una actividad, la finalidad es hacerla bien, con entusiasmo y con pasión, eso no se duda, sin embargo, creer que somos rey midas y que todo lo que hagamos repercutirá en el futbolista, me parece, se está utilizando más para una publicidad propia que para efectos de crecimiento y mejora futbolística. Y es un tema de ego personal también.

Si el futbolista no terminó por “volverse inteligente”, el problema es suyo, sin embargo, si el jugador se volvió lúcido y altamente competitivo, es gracias a las ejercitaciones que el entrenador propuso desde la planeación semanal y ejecución. Me causa bronca como hay quienes se desprenden de responsabilidades con palabras “humo”.

Me decía un entrenador en mis inicios en Liga de Ascenso: “Flaco, este negocio no tiene tanta ciencia”, y aunque sé que es irresponsable decirla tan explícitamente, por el esfuerzo y dedicación al aprendizaje continuo de muchos entrenadores, no deja de llevar una gran dosis de realidad. Y es que hay futbolistas buenos y otros que alcanzarán cierto nivel competitivo sin destacar, pero de eso, a que “no sean inteligentes”, hay un trecho muy amplio al que incluso ni siquiera deberíamos de ingresar.

@dga_futbol

Comentarios

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde