Jugar bien / Escribir bien
Futbol mexicano

La necesidad de exportar futbolistas mexicanos a Sudamérica

En las grandes aspiraciones de un niño futbolista, está llegar a jugar en Europa.

Después se convierten en profesionales, y el sueño sigue siendo el mismo, por eso cuando llegan al viejo continente no mienten en revelar ese anhelo, aunque aterricen en el Manchester United o en el Groningen.

Como espectadores y futbolistas, crecemos viendo ese fútbol según nuestro alcance, ya sea que veamos la mayoría de temporada en la TV de paga, o los partidos de Champions League que a veces pasaban en Televisa o TV Azteca. Era evidente que se convirtiera en un sueño estar allá.

No muchos lo logran, porque no tienen pasaporte europeo y es más difícil emigrar, los clubes piden mucho dinero para transferirlos, y son menos los que triunfan. 

Sin embargo, la migración no se acaba si no es a Europa, y tampoco hay que limitarse a pensar en la MLS o alguna liga inferior de Estados Unidos para hacer algunos dólares.

Sudamérica parece un lugar muy lejano, aunque cada 6 meses importamos futbolistas y entrenadores de esa región, a veces incluso excesivamente. ¿Por qué exportamos tan poco?

No es necesario buscar y buscar; no hay casos de éxito notable de jugadores mexicanos en sudamérica. Si un agente tuviera que convencer a un futbolista de ir a trabajar allá, no podría encontrar 5 ejemplos de casos que la rompieron, porque el mexicano está acostumbrado a esas ligas.

Vienen de forma inmediata nombres como Luis Hernández en Boca Juniors, Mario Méndez en Vélez, García Aspe en River Plate, Antonio de Nigris en Santos, y párale de contar. No digo que esos sean los únicos, pero sí los casos populares.

Luis Hernández en Boca Juniors

Ir como futbolista mexicano a Sudamérica, definitivamente no sería un retroceso dependiendo la calidad y punto en el que estás en tu carrera. Si eres un futbolista consagrado en un equipo protagonista, con una edad cercana a los 30, tal vez sí sería descabellado ir allá, pero si apenas y tienes minutos con tu club, estás por debajo de los 25, puede ser un reto bastante productivo.

Buscar espacio en equipos de las principales ligas, como lo son Brasil y Argentina, dentro de instituciones de nivel medio para intentar escalar, o tratar de llegar a los clubes más importantes de Uruguay, Paraguay, Colombia, Ecuador o Chile. Si tanto nos quejamos de que vienen jugadores de esos países a quitarles un espacio a nuestros jóvenes, ¿por qué no enfocarse en que nuestros jóvenes vayan a esos territorios a buscar ser titulares?

Si tienes actividad constante, como futbolista vas a estar en la mira de selección mexicana, el entrenador Gerardo Martino conocer a la perfección lo que es Paraguay y Argentina; además podrían participar en Copa Libertadores que es el mejor torneo del continente y no invitan a México, y es mucho más común que visores europeos se enfoquen más en ligas y torneos sudamericanos antes que México y Concachampions, así que se tendría una mejor vitrina. 

Gerardo Martino en Newell’s Old Boys

No hay que ver a sudamérica como un retroceso, cuando exportan más jugadores a Europa que nosotros. No es que las ligas sean mucho mejores, pero la competencia es distinta, y es un mundo casi inexplorado para nosotros. Se necesitan disciplinados valientes.

Me encantaría ver a mexicanos como líderes de goleo en Ecuador, máximos asistidores del fútbol argentino, el mejor arquero del brasileirao y la revelación de Copa Libertadores. Se vale soñar.

Comentarios

Article written by:

"El fútbol como elemento estético"

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde