Jugar bien / Escribir bien
Premier League

Super Frankie o Stevie G

A propósito del reciente título de Premier League del equipo de Anfield luego de 30 años sin conocer que es ser campeón de liga, caemos en curiosidades que conllevan a un posible cuestionamiento o apreciamiento propio de lo que ya no es vistoso en el terreno de juego en cuanto a esencia del deporte. Dentro de estas curiosidades surge el hecho, entre broma y broma, de la obtención del título del Liverpool gracias al ídolo blue y no a su histórico capitán a lo largo del siglo XXI. ¿Chistoso? No lo sé, lo que si, el buen Lampard pudo contribuir al título del conjunto red, mientras desde Escocia, Gerrard celebraba más no influía en lo acontecido.

Si hacemos un espacio para el análisis detallado en cuanto al concepto futbolístico, ¿por cuál de los dos nos quedamos? Ambos han tenido la dicha de ser ejes centrales del medio campo inglés durante gran parte del siglo reciente y en sus clubes han sido, además de capitanes, referentes y puntos de equilibrio (dejando de lado sus posiciones como todoterrenos del mediocentro), estandartes de una identidad bien definida que hoy se encuentra escasa en el deporte actual.

Por un lado el ídolo londinense se consolido durante 14 temporadas en Stamford Bridge como el mejor mediocampista que ha pasado por la historia del club, cosechando a lo largo de más de 600 partidos oficiales, un total de 211 goles, lo cual lo pondera no solo como uno de los mediocampistas más goleadores de la historia del fútbol mundial, sino como el sinónimo de gol del cuadro blue así como, añadido a sus goles en West Ham y Manchester City, el mediocampista más goleador de la historia de la Premier League. Por si no fuera poco, un total de 13 títulos, en donde se incluye la única Liga de Campeones que ha tenido el Chelsea y tres participaciones en Copas del Mundo consolidan a “Francisco” James Lampard en el recuerdo presente con huella pasada y legado futuro.

La contraparte y desde Liverpool, encontramos a Steven George Gerrard, un tipo que, al igual que el jugador previamente mencionado, ha disputado tres citas mundialistas con el plus de haber podido anotar en las mismas. A diferencia de Frankie, Mr. Liverpool no llegó como procedencia de algún club para aterrizar en Anfield pues desde 1998 hasta su despedida de Europa en el 2015, el mediocampista inglés fue sinónimo de lealtad absoluta independientemente de su paso y breve aventura final por LA Galaxy.

Más de 700 partidos jugados, más de 150 goles anotados y un total de 11 títulos en donde se incluye el título del “Milagro de Estambul” en 17 temporadas coronan al colorado y actual entrenador del histórico Rangers como uno de los exponentes del juego ofensivo y defensivo inglés mejor coordinado del último siglo.

Si bien muchos pueden remontar la elección de ver cuál ha sido el mejor entre ambos por ser aficionados blues o reds, el panorama no pinta para que sea algo muy sencillo de elegir. A decir verdad, yo me quedaría con el hecho de disfrutar el recuerdo futbolístico y seguir atento el presente directivo-táctico que ambas leyendas imponen, comparten y ofrecen en pro del deporte al cual han brindado no solo un poco, sino muchos momentos de extrema alegría, clase y calidad. Super Frankie, Stevie G, ¿con cuál te quedas tú?

 

IG: luchorejas95/ Twitter: LuchoRejasSa

 

Comentarios

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde