Jugar bien / Escribir bien
Liga MX

Guido Pizarro, el “Utility man” de los Tigres

“¿No te gusta Pizarro con Carioca?”, es una frase que ha formado parte del imaginario colectivo del fútbol regiomontano con respecto a la labor del mediocampista defensivo argentino Guido Pizarro, que ha pesar de su exitosa trayectoria en el conjunto universitario, hay un amplio sector de la afición que demerita su función o la encasilla en que “Solo da pase para atrás”, “La tiene y se la da a Nahuel”, en fin, el comentario general es que esa función, cualquier jugador la pudiese realizar o incluso, hacen mención a favoritismo, su jerarquía y autoridad ante Ricardo Ferreti.

Comentario adicional a esto, es que por su parte, Jesús Dueñas, un jugador natural de la posición, con gran simpatía de la afición por su esencia como canterano, héroe en la final contra el América, tiene que jugar en una posición ajena a su esencia, la lateral izquierda, que por sus condiciones lo hacen enfrentar a jugadores con gran explosividad y que siendo sensatos, tiene un alto margen de perder en los mano a mano.

El fútbol actual demanda del futbolista una gran variedad de características y cualidades al servicio del equipo y sobretodo, en el caso puntual de Tigres, al servicio de sus compañeros, debido a que la solo presencia del contención argentino, permite un gran abanico de variantes tácticas, flexibilidad, ya que su mera intervención, convierte un 4-3-3 en un 3-4-2-1, pasando a ser un libero, permitiendo a Dueñas convertirse en un interior junto con Carioca al lado contrario, hacer de Chaka un carrilero nominal, permitir a Gignac salir de su zona y ocupar el costado izquierdo para su conocido disparo al poste lejano partiendo de ese lugar, lo que permite que jugadores como Aquino o Luis Quiñones, ocupen ese espacio entre central y lateral rival. Y bien, hoy la presencia de Leo Fernández, que en el poco tiempo en las canchas del fútbol mexicano nos ha demostrado su gran cualidad para el disparo de fuera del área partiendo de perfil contrario, lo que en el papel, nos pinta un escenario con un Edu Vargas por fin, como un 9 nominal.

En fin, la conclusión general, es que estamos ansiosos de ver rodar el balón y los escenarios imaginarios nos hacen soñar, visualizar y más, que aunque no pase a más, es un agradable problema poder contar con todas las posibilidades que te da un cuadro tan basto como el dirigido por Ricardo “Tuca” Ferreti

Comentarios

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde