Jugar bien / Escribir bien
Futbol mexicano

Un legado sin medalla

Hablar acerca de Ricardo Antonio La Volpe es referirse a uno de los entrenadores más infravalorados en México dentro de los últimos 20 años. Sin duda alguna su decisión de alejarse de los banquillos de forma definitiva, con la intención de buscar una vida más llevadera como director deportivo, ha sorprendido a propios y a extraños… quién se imaginaría que un personaje como Ricardo admitiría que su tiempo como estratega ha terminado.

La trascendencia de La Volpe en México no debe colocarse en tela de juicio. El estratega argentino, quien comenzará bajo los postes de Banfield, ha dejado al menos algún fruto dentro de cada uno de los equipos en los que ha militado dentro de nuestro balompié, desde Los Ángeles de Puebla hasta su última aventura en Toluca, sin mencionar su tiempo como entrenador en Boca y en Vélez, así como su tiempo al mando de la Selección de Costa Rica, y sobre todo, la de México.

“A mi me gusta ganar convenciendo, soy partidario del buen fútbol, ganar por un penal o un tiro libre no me convence, me pone contento ganar pero no quedo satisfecho”. Ricardo La Volpe.

Tener a Ricardo en el fútbol mexicano provocaba que jornada tras jornada se viviera nuestro fútbol de manera diferente, desde la forma en que buscaba hacer jugar a sus equipos (utilizando la famosísima Salida Lavolpiana) hasta el modus operandi de su manejo de plante, e incluso de prensa. Si bien los únicos títulos que ha logrado levantar son aquel título con Atlante en la 92-93 y la Copa Oro con México en el 2003, el legado de La Volpe no se puede -ni se debe- entender a partir de su palmarés.

“De México siempre me ha gustado su forma de jugar; creo que es mucha influencia de Ricardo Antonio La Volpe”. Pep Guardiola.

Todo lo contrario, entender la grandeza de La Volpe es en función de su escuela, de sus formas, de lo que provoca cómo entrenador. Ricardo es probablemente el mejor formador de jóvenes talentos en México, y sus declaraciones lo avalan. Desde llevar y formar a Andrés Guardado con 18 años a disputar un Mundial, hasta encontrar y debutar a futbolistas como Edson Álvarez y al mismo Diego Lainez. Esto sin mencionar la gran cantidad de entrenadores que han seguido su escuela táctica.

Ricardo Antonio La Volpe no puede ser juzgado por la cantidad de medallas que han colgado de su cuello, su legado va mucho más allá, convirtiéndose sin duda en uno de los mejores entrenadores que se han visto en México.

Comentarios

Article written by:

Minimalista.

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde