Jugar bien / Escribir bien
Liga MX

Chivas: adaptar a los refuerzos

Sin duda el arranque de Chivas en el presente torneo no ha sido el esperado. Luis Fernando Tena no ha logrado encontrar la “mezcla” ideal entre los jugadores con los que cerró el torneo pasado y los refuerzos que llegaron para el presente certamen. Con seis puntos en seis jornadas, lo sencillo es criticar a las nueva piezas, sin embargo, no todo pasa por ellos. A continuación, analizamos un poco el presente de cada refuerzo del cuadro rojiblanco.

José Juan Macías

Probablemente el refuerzo que más ruido hizo, a partir de la gran temporada que consumó con León. Al canterano rojiblanco le ha costado anotar, algo entendible, debido a que Chivas está lejos de generar las mismas opciones de gol que León genera partido tras partido. A partir de esto, JJ Macías batalla para mover sus registros de gol, pese a contar con una gran sensibilidad para encontrar zonas de remate dentro del área.

Otro aspecto a destacar, es que por momentos, Macías llega a restarle al sistema que Tena creó al final del torneo pasado; y sí, le estamos haciendo un guiño a Alan Pulido. El hoy delantero de Kansas City, era clave para retener el esférico en campo contrario, con sus constantes caídas a banda y sus giros para acercar a Chivas al arco rival. Si bien Macías cuenta con comportamientos similares, aún batalla para realizar las conducciones que Alan brindaba partido tras partido. Hoy, si Chivas extraña algo, es la variedad de recursos que Pulido ofrecía.

Aún así, Macías está lejos de ser un mal refuerzo. Es un joven que está destinado a grandes cosas, donde seguramente el tiempo le dará la razón.

Jesús Angulo

En lo personal, el refuerzo que más me motivó antes de arrancar el torneo. Jesús Angulo es un mediocampista disfrazado de extremo. Desde sus inicios en Dorados, y tras su paso por Xolos y Necaxa, Angulo mostró una gran capacidad para relacionarse con balón en zonas entre líneas, dotando de dinamismo las transiciones de sus equipos. Con Tena, ha jugado tanto de extremo con de interior, en el ya habitual 4-3-3. Si bien el joven mexicano aún no marca diferencia, sí logra entender la línea de juego que Tena busca imprimir.

Su primer tiempo ante Cruz Azul fue flojo, pero fuera de eso ha demostrado su capacidad para crear peligro a partir de su velocidad y conducción. Sin duda es una gran apuesta a futuro para el Guadalajara.

Cristian Calderón

Uno de los laterales con más proyección en el fútbol mexicano aterrizó en Guadalajara. En el caso del “Chicote”, su poco peso a lo largo de estas jornadas es algo mucho más sencillo de entender. En Necaxa, Calderón estaba acostumbrado a encontrar un carril completamente limpio, siempre con metros para correr, debido a que Necaxa era un equipo más reactivo, acostumbrado a pasar muchos minutos replegado, para posteriormente castigar con contragolpes. En Chivas, Cristian encontró un contexto muy distinto.

Hoy, Chivas pasa más tiempo buscando “acorralar” al rival en campo propio, sobre todo en casa, donde su necesidad por ser el director del partido es clave. Ante esto, Calderón encuentra muy pocos metros libres para taladrar con su velocidad, lo cual opaca de cierta forma su verdadero potencial. Añadido a esto, Tena se ha equivocado al pensar que colocándolo como extremo (por su vocación ofensiva) será más determinante. “Chicote” es peligroso gracias a que arriva de forma inesperada, sin marca alguna, cuando parte como referencia de marca, es más probable que quede vulnerable.

Sin duda, será material de Selección Nacional, donde Gerardo Martino será muy importante en su formación como lateral en espacios reducidos.

Uriel Antuna

Finalmente, el refuerzo más controversial. En lo personal, Antuna es un jugador un tanto sobrevalorado, sin embargo, no por esto es un mal activo. Uriel es ideal para hacer más profunda la cancha, donde con su velocidad y regate (por más poco que sea) es capaz de quitarse marcadores de encima. Incluso sin balón, ayuda a fijar por fuera para que los interiores (López o Beltrán) puedan recibir con espacio y tiempo. El problema con Antuna, tal y como se exhibió ante Cruz Azul, pasa por un tema formativo. El joven mexicano piensa y actúa a una cantidad elevada de revoluciones, lo que le impide tomar buenas decisiones en ciertos momentos.

Uriel Antuna es muy bueno rompiendo al espacio, su lectura para desmarcarse de buena, rara vez entra en fuera de lugar. Es importantísimo que tanto Tena como su cuerpo técnico trabajen en su toma de decisiones. De esta forma logrará ser altamente condicionante para el Guadalajara.

Madueña, Vázquez y Peña

Es imposible hacer un análisis de jugadores que han tenido tan poco tiempo de actividad, sobre todo en el caso de Alexis Peña y José Juan Vázquez; este último siendo un antónimo a la línea de juego que Chivas busca desarrollar. En cuanto a José Madueña, el ex Cruz Azul, es un lateral que ha mostrado una interesante tendencia a interiorizar, acción muy útil para encontrar una línea de pase adicional en mediocampo, sin embargo, ha contado con poca confianza por parte de Luis Fernando Tena.

Chivas necesita tiempo para adaptar a sus refuerzos a lo que se busca jugar como colectivo. Es un proceso largo, que dependerá en gran medida de Tena y de su cuerpo técnico; sin embargo, pese a las posibles piedras que se encuentren en el camino, los jugadores que trajo Ricardo Peláez están lejos de ser malas contrataciones.

 

Comentarios

Article written by:

Minimalista.

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde