Jugar bien / Escribir bien
Futbol internacional

Javier Hernández en el Galaxy de GBS

Javier “Chicharito” Hernández llega a una nueva liga, diferente ritmo de juego, uno desconocido para el. Pero principalmente llega a un equipo que Guillermo Barros Scheloto sigue armando para lograr lo esperado.

Barros Schelotto, la temporada pasada utilizó en la mayoría de los partidos un parado inicial de 4-2-3-1. Su juego se basaba principalmente por el centro, para que después Zlatan finalizara la jugada. Las bandas las explotaban muy poco con centros al área, Pavón y Antuna buscaban el pase filtrado o el disparo de media y larga distancia.

Chicharito es un jugador de “área”, tiene gran movilidad entre los centrales, siempre o la mayoría de las veces está en el lugar correcto para lograr un remate óptimo, o para ser la primer referencia en el último pase.
El problema, por llamarlo de alguna manera, es que a Hernández se le complica crear su propia jugada y que fuera del área pasa desapercibido.

Chicharito en el esquema de GBS.

El equipo no será armado para el Chicharito, pero si jugarán de forma que se le pueda sacar el mayor provecho al mexicano.
A diferencia de la temporada pasada, ahora el juego debería ser basado principalmente en las bandas para explotar el juego aéreo de Hernández.
Sin Favio y con Lletget que probablemente juegue como un volante de ida y vuelta, la posición de medio centro (si mantiene el mismo esquema) podría ser ocupada por Efrain Álvarez, ser el enlace de Javier y aprovechar las facilidades que dan los defensas de la MLS.

La mayoría de los equipos atacan desordenados y defienden igual, por lo que en muchas ocasiones el delantero queda solo para recorrer en campo abierto contra los defensas más el portero, eso le costaría al Chicharito.
Pará sacar lo mejor de Javier Hernández, tiene que ser un equipo que juegue más junto entre una línea y otra, sabiendo que la velocidad y disparo de media distancia no son las principales virtudes del nuevo refuerzo. Pero si tiene la capacidad de jugar de espaldas al arco, para así aguantar el balón y abrir con el compañero que acompañe la jugada. Esto puede ser una constante gracias al buen toque de balón que tiene Jona Dos Santos.

El cuerpo técnico y afición tienen que recordar que ya no está Zlatan, ahora es Chicharito. Que no será lo mismo, pero que “dejándolo ser” brillará.

El Galaxy aún no termina de reforzar y aún cuentan con un lugar de “jugador designado”. En lo que llevan de mercado, ha perdido en salidas y no se han reforzado como esperaban; Zlatan, Antuna, Favio y Alessandrini las principales bajas, y en ataque sólo han contratado, además de Javier, a Katai (extremo procedente del Fire).

Galaxy es un equipo que produce pocos ataques, y sin Zlatan aun menos. Para tener la mejor versión de Hernández, necesitarán un futbol distinto u otra incorporación que refuerce el costado derecho.

Comentarios

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde