Jugar bien / Escribir bien
Liga MX

Víctor Guzmán: Chivas pierde menos de lo que se imagina

Seamos directos, independientemente de la razón que separe a Víctor Guzmán del Guadalajara, no todo es gris para el nuevo proyecto rojiblanco. Me atrevería a decir que, incluso, Chiva sale “ganando” con la partida de su canterano, por más extraña que suene esta afirmación.

Entremos en contexto. Chivas comenzaba el Clausura 2020 con un sólo objetivo: mantenerse en la línea de juego con la que cerró el torneo pasado. Luis Fernando Tena ya contaba con futbolistas especiales para lograr lo anterior, sin embargo, Ricardo Peláez buscó reforzar la plantilla, contratando jugadores del perfil que Chivas necesitaba. Se consiguió, Guadalajara hizo el mejor mercado invernal de la Liga MX, sin embargo, en Víctor Guzmán, se desentonó.

¿Por qué comento con tanta sencillez lo anterior? Expliquemos qué es Chivas hoy en día.

Chivas es un equipo que si bien no practica fútbol posicional (no confundamos), sí logra ser competitivo a partir de un juego asocitativo, impulsado por correctos mecanismos en zonas específicas del campo. La posesión del balón es el aliado más grande del Guadalajara, lo que exije un buen trato de balón tras recibirlo directamente al pie, así como la capacidad para “agitar” líneas para crear peligro, algo que no distingue a Víctor Guzmán.

De igual forma, el escenario que necesita Víctor Guzmán para mostrar su mejor cualidad (su gol) difícilmente se encontrará en el Chivas actual.

Guzmán se caracteriza por irrumpir desde segunda línea de cara al arco, a partir de centros laterales, mismos que en Chivas suelen ser escasos. Esto no quiere decir que Víctor no fuera capaz de marcar gol con Guadalajara, su calidad es innegable, sin embargo, sus opciones para marcar sí estaban muy limitadas.

Por resultados cualitativos, ni Eduardo López ni Fernando Beltrán están para dejar de ser los maquinistas del equipo.

¿Contar con Víctor Guzmán al menos para ser banca no era opción? Probablemente sí, sin embargo, es complicado tener por mucho tiempo sentada a una inversión de 10 millones de dólares. De esta forma, Luis Fernando Tena y su cuerpo técnico se quitan un “peso de encima”, al intentar introducir a alguien que no embonaba de forma directa con el plantel que se tiene.

Con el tema de Víctor Guzmán, Chivas pierde solamente fondo de armario, recuperando su inversión, y teniendo la posibilidad de fichar a alguien que sí encaje con la línea de juego que tan competitivo ha hecho a este Guadalajara.

 

 

 

Comentarios

Article written by:

Minimalista.

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde