Jugar bien / Escribir bien
Liga MX

Mauro Lainez: Ganándose su propio nombre

Todos conocemos la historia de los hermanos Lainez y la gran relevancia que se le dio a Diego desde el día que debutó con América a los 16 años. Mauro por su parte ya con 20 años en aquel entonces se encontraba en préstamo con Mineros de Zacatecas, panoramas totalmente diferentes.

La calidad individual que mostraba a tan temprana edad el menor de los hermanos sorprendió a muchos, posteriormente se fue ganando un puesto en el plantel hasta llegar a ser titular y una pieza importante para el juego que mostraba América con latigazos por los costados y el desequilibrio que generaban los mismos volantes abiertos.

Mauro, perteneciente a Pachuca, seguía en préstamo adquiriendo experiencia, sumando minutos y balaje en el fútbol mexicano. Con Lobos BUAP fue donde lo empezamos a seguir más de cerca y vimos al futbolista que empezaba a forjarse por el extremo izquierdo.

Le vimos varios goles ahí, muchos siguiendo el mismo patrón, un contragolpe a velocidad-una de las fortalezas de Mauro-conduciendo pegado a la banda para después enganchar y tener espacio para poder pegarle de lejos, la cual es otra de sus cualidades.

Con Xolos se consolidó como un futbolista generador, maduro a la hora de encarar duelos individuales con el desequilibrio que maneja, más asociativo a la hora de ir avanzando hacia ataque y generando las mismas oportunidades de gol con el buen disparo que posee.

Mauro es un jugador que te suma, compararlo con su hermano es totalmente erróneo, claramente tiene menos reflectores, Diego está en España ganándose un lugar con el Betis y fue pieza importante en el título de América en 2018. El diferencial de potencial es muy considerable.

No podemos compararlos, pero no podemos menospreciar el trabajo que está ejerciendo Mauro, al contrario, es de aplaudir. Seguir un proceso, no desesperarse, trabajar demasiado, aprender de todo lo que te rodea y hoy tiene un lugar ganado en Tijuana con 23 años y es considerado en Selecciones Menores, fue a Lima a los Panamericanos.

Mentalmente lo ha trabajado muy bien, futbolísticamente ha progresado de forma considerable y tiene mucha carrera por delante, está haciendo su propia historia para que se le conozca como Mauro y no como el hermano de Diego.

¿Menos reflectores? Sí, y que bueno, que se los vaya ganando de a poco por sus actuaciones en la cancha no por temas fuera de ella.

 

Sígueme en mis redes sociales

Twitter: @jahircardenasm

Facebook: Jahir Cárdenas

Instagram: @jahir_cardenas_

Comentarios

Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde