Jugar bien / Escribir bien
Opinión

Un año de ilusión

Se cumplen 365 días desde que Gerardo Martino fue presentado como estratega de la Selección Mexicana. Un año de gestión en donde solo una vez cayó derrotado, donde suma una Copa Oro a las vitrinas y donde ha ayudado a reformar al futbol mexicano desde la raíz. Repasamos las cosas positivas que ha tenido el “Tata” durante el tiempo que lleva al mando del “Tri”.

Resultados

Por más que nos gustara su estilo de juego, su forma de encarar los problemas y las declaraciones tan puntuales que hace; nada de eso sería sostenible. Mucho se cuestionará que la Copa Oro “no vale” o que es demasiado “sencillo” pero la realidad es que México tenía cuatro años sin conseguirla, y la última vez que lo hizo fue de la mano del arbitraje (2015 vs Panamá), además de que no se vencía a Estados Unidos en el certamen desde hace ocho años. De ahí en adelante, se cumplió en la Nations League y si bien se perdió un amistoso ante Argentina, no deja de ser eso, un amistoso.

Estilo definido

La Selección Mexicana había batallado durante años para tener una forma clara de jugar, y no solo eso, sino que cuando lo conseguía le costaba trabajo repetirlo por tres o cuatros partidos consecutivos. Con Martino se acabó. Tenemos un México que sabe que hacer dentro un terreno de juego, y si bien suele hacerse predecible por momentos, siempre encuentra la forma de obtener resultados gracias a dicho estilo. Un punta, dos volantes, línea de tres en mediocampo con un contención clavado.

Adiós a las vacas sagradas

Desde el minuto uno, el “Tata” dejó en claro que a la Selección se le respeta. Dejó fuera de la Copa Oro a Jesús Corona cuando se hizo el lesionado para no ir a un par de juegos amistosos, y no convocó a Javier Hernández y Miguel Layún por temas extra cacha que rompieron el vestidor. No solo se acabaron las jerarquías, sino que además lo hizo con profesionalismo, sin hablar de más, sin exhibir a dichos futbolistas.

Potenció jugadores

El nivel de futbolistas como Carlos Rodríguez y Edson Álvarez, por mencionar a un par, tal vez no sería el mismo si no hubieran caído en las manos de Martino. Haciéndolos cumplir en distintas posiciones y volviéndolos jugadores multifacéticos dentro del campo, a tal grado que uno terminó yéndose a Europa y el otro se lució en el mundial de clubes contra el campeón de la UEFA Champions League.

Exige competencia

No se queda callado. Martino sabe que lo mejor para el crecimiento y desarrollo del futbol mexicano sería volver a los torneos de CONMEBOL y se lo ha hecho saber no solo a los medios sino a la gente de la Federación Mexicana de Futbol, cuyo presidente, Yon de Luisa ha reconocido que la presión del entrenador nacional en este tema es constante. Además, no hay que olvidar que la reducción de extranjeros que sufrirá la Liga MX fue petición del mismo “Tata”.

 

No todo es color de rosa, aún hay cosas por mejorar tales como la muy cuestionada y exhibida línea defensiva, el como se comportará el equipo ante rivales de mayor nivel y el como evitar que el dominio de un estilo no caiga por la delgada línea de hacerse predecible. Sin embargo aún hay tiempo de trabajo de cara al gran examen de la Copa del Mundo, y por el momento, Gerardo Martino va por buen camino.

Comentarios

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde