Jugar bien / Escribir bien
Futbol mexicano

¿Por qué no calificó Cruz Azul?

La eliminación de Cruz Azul es la cereza en el pastel a un semestre de malas decisiones, tanto fuera como dentro del campo; de mala planeación y sobre todo el resultado de el bajo nivel de varios elementos. Es difícil creer que siendo la tercer plantilla más cara de la liga, llegue a la última jornada ya sin posibilidades de acceder a la fase final, sin embargo es una realidad.

Podríamos señalar mil culpables, o si somos extremistas a uno solo, pero aquí analizaremos las principales cinco razones por las cual los cementeros verán la disputa por el título desde sus vacaciones. La lista no lleva ningún orden, ese queda al criterio del lector.

Víctor Garcés

La declive comenzó con este señor. La decisión de despedir a Pedro Caixinha fue acertada para muchos, entonces, por primera vez Ricardo Peláez iba a decidir el técnico que llegaría a La Noria. Pero se apareció Garcés y con ello la renuncia del director deportivo. El proceso que llevaba Cruz Azul desapareció en dos días, para comenzar de cero y en manos de un señor que nadie sabe a ciencia cierta que cargo posee, o peor aún si pertenece a la cooperativa. Todo esto desestabiliza a los jugadores, aunque ellos digan que no.

La defensa

Cruz Azul paso de tener a la mejor defensa del año futbolístico 2018-2019 a tener un carnaval en zona baja. Errores muy puntuales como goles desde saques de manos, malos marcajes y perdidas de balón en zona baja fueron una constante a lo largo del torneo. En 18 partidos, los celestes solo dejaron su arco en cero en cuatro ocasiones, y solo dos de ellas sirvieron para ganar.

El manejo de ventaja

Fueron varios partidos en donde se adelantaron en el marcador y no terminaron ganando. Para ser exacto ocho, y uno lo fueron ganando dos veces. No solo eso, sino que 10 puntos fueron perdidos de forma directa con goles encajados en los últimos 15 minutos, y si somos aún más dramáticos, son siete las unidades que se dejaron ir con tantos encajados del 85´ en adelante. La cruzazuleadas ya eran cosa del pasado y se reaparición con fuerza.

Jesús Corona

Nadie va a cuestionar la carrera de Chuy. Protagonista en el Oro Olímpico y muchas veces fundamental para la causa cementera; pero es una realidad que no fue su torneo. De los goles que se le achacan, contra Chivas, Pumas y Morelia, se perdieron cinco puntos de forma directa. Si bien es cierto que atajó dos penales, solo representaron un punto extra para La Máquina, es decir, si no hubiera parado esos penales, pero tampoco se hubiera equivocado, hoy La Máquina tendría 24 puntos. Pero el hubiera no existe, y Cruz Azul debería preguntarse hacía donde va con un portero de casi 39 años.

Los “Refuerzos”

Juan Escobar, Guillermo Fernández y Bryan Angulo. Los tres llegaron con gran expectativa y los tres quedaron debiendo, no hay excusa. El primero con errores garrafales como el gol de Tigres o el segundo de santos.Del argentino queda decir que si bien es cierto que no jugó la mayoría del tiempo en su posición, también mostró muy poco, un par de chispazos que hacían creer que tenía calidad pero no pasó de eso. Y de Bryan Angulo no hay mucho que decir, venía como goleador de la Liga de Ecuador y termina el torneo con los mismos goles que Martín Cauteruccio: cero.

 

Tampoco seamos negativos y veamos el hoyo negro en todo. Hay cosas positivas pese a la eliminación. Jonathan Rodríguez parece retomar su mejor nivel; el uruguayo tuvo su segunda mejor campaña goleadora en nuestro país, y sin duda será fundamental para el próximo semestre. Yoshimar Yotún es indiscutible en el equipo, se ha convertido en pieza clave tanto a la ofensiva como defensiva, y de paso en uno de los mejores jugadores de la liga.

Por momento, el equipo de Robert Dante Siboldi lució muy bien, Partidazos como la final de la Leagues Cup ante Tigres o el 5-2 ante América quedarán siempre en la memoria del aficionado. Si Cruz Azul logró lucir asi de bien bajo la mano del uruguayo, puede volverlo a hacer, más ahora que tendrán dos meses de preparación.

Quedar fuera de una Liguilla o es el fin del mundo, es el momento de reinventarse, trabajar y volver más fuertes como lo hacen los equipos grandes.

Comentarios

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde