Jugar bien / Escribir bien
Futbol mexicano

El orgullo de lado; Cruz Azul necesita a Marcone

La forma en la que Iván Marcone abandonó Cruz Azul fue muy dolorosa para la afición. Se fue después de perder una final ante América, después de declarar que no se iría hasta ser campeón, y después de seis meses de que llegó. Sin embargo, el rumor de su regreso debe emocionar a la comunidad celeste.

Con el argentino como contención, “La Máquina”, obtuvo su mejor torno corto en cinco años y regresaron a una final después de seis. Dio un equilibrio al medio campo celeste que no se ha visto ni antes de su llegada ni después de su partida; en pocas palabras, era el motor de Cruz Azul.

En el Apertura 2018, su único semestre en México, jugó 1977 minutos de 2070 posibles en Liga. Todos los posibles en Liguilla, y en tres de los únicos cuatro partidos donde jugó todos los minutos posibles, Cruz Azul no ganó. Fundamental en todos los ámbitos del desempeño y del esquema de Pedro Caixinha.

Su salida se intentó tapar con un curita. Llegó Stephen Eustaquio que en su primer juego se rompió el ligamento cruzado y no ha vuelto a ver actividad con el primer equipo. Rafael Baca no ha estado a la altura, y si bien Javier Salas ha cumplido, las lesiones le han impedido tener la regularidad que requiere un equipo grande. Incluso, hasta “Pol” Fernández, Igor Lichnovsky y Yoshimar Yotún han tenido que hacerla de bomberos y jugar como contención.

También sería muy egoísta o prepotente del lado de Marcone pensar que hoy en La Noria sueñan por su regreso. Es una realidad, así como lo es que al argentino le conviene volver. Se fue a Argentina para ser convocado a Selección y no sucedió, en estos 11 meses ha disputado menos partidos en Liga de los que jugó en México en seis. Además, el futbol mexicano ha dejado en claro con casos como Agustín Marchesin o Matheus Uribe, que también es una buena vitrina para la Albiceleste y el mercado europeo.

Hoy Cruz Azul no está en la posición de hacerse el digno y rechazar a un futbolista como Iván Marcone. Del otro lado aplica igual. Se necesitan mutuamente para que ambos vuelvan a tener la relevancia que tuvieron en el Apertura 2018. La directiva hablará con él y quedará en el argentino cumplir o no su promesa, la cual era que si regresaba al futbol mexicano sería únicamente con La Máquina.

 

Comentarios

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde