Jugar bien / Escribir bien
Liga MX

¿Se acabó la magia en Santos?

Más allá de no haber dejado un grato sabor de boca en sus dos últimos partidos, la realidad es que Santos es hasta ahora uno de los equipos más regulares en este Apertura 2019. El equipo de Guillermo Almada ha desarrollado una idea de juego muy reconocible que además ha conseguido resultados. En 12 partidos, los de la Comarca han logrado posicionarse en la segunda posición con 23 unidades, convirtiéndose en la mejor ofensiva del torneo con 26 tantos.

De cualquier forma, también es una realidad que, frente a Pumas y Tigres, Santos perdió sensaciones. Si bien es cierto que ante los de la UNAM no contaron con una de sus piezas claves como lo es Fernando Gorriarán, contra Tigres fueron exhibidos con su cuadro de lujo. Los dirigidos por el ‘Tuca’ Ferretti golearon 4-0 a un Santos que fue incapaz de incomodar a los Felinos.

En este arranque de torneo, las virtudes de Santos han sido muy distintivas, especialmente en cuanto a la presión se refiere. Los de Guillermo Almada son altamente eficaces a la hora de entorpecer la salida limpia del rival, orillándolos a jugar desde su lado débil. Dicho esto, justamente ante Pumas y Tigres la presión fue uno de los aspectos en los que Santos tuvo menor precisión durante el partido.

Frente a los de la UNAM, Santos contó con la baja de un futbolista fundamental como lo es Gorriarán, por lo que Almada se vio obligado a alinear a Diego Valdés. Aunque el chileno con el balón es un jugador determinante, la realidad es que sin la pelota no es capaz de ofrecer lo que Gorriarán otorga en tareas de presión. De esta manera, Santos sufrió para robar y posicionarse en campo rival.

Por su parte, en el encuentro disputado en Monterrey, los Guerreros enfrentaron a un equipo que, desde hace varios años, saca la pelota limpia desde el fondo. Tigres, aunque en los primeros minutos tuvieron algunas complicaciones, al final resolvió bien la presión rival mediante el buen pie de sus centrales y los apoyos de Dueñas, Carioca y Pizarro.

De igual forma, en esta mini crisis de Santos también fue clave el juego por los exteriores. Tanto Gerardo Arteaga como Carlos Orrantia no tuvieron su mejor partido y, mientras Tigres iniciaba su juego en la banda derecha, en la izquierda lo finalizaba. Así, con un Dueñas interiorizando su posición y liberando a Luis Rodríguez de tareas defensivas, el ‘Chaka’ se convirtió en una pieza fundamental para los universitarios al haber dominado a placer su banda para acumular dos asistencias.

Al final, de una forma u otra, Santos ha dado indicios de que no es invencible y que tiene debilidades. No obstante Guillermo Almada es un entrenador metódico que probablemente ya está trabajando en esta Fecha FIFA para pulir las imperfecciones que mostró su equipo en las dos últimas jornadas.

Puedes seguirme en Twitter: @Osornosanchez

Comentarios

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde