Jugar bien / Escribir bien
Liga MX

#FueraTuca: una crisis y una búsqueda de soluciones

Cuando iniciaba el año 2019, dejé clara mi postura que ya no consideraba a Ricardo Ferretti como la mejor opción para ser el entrenador del Club Tigres. No porque sea un mal entrenador, mucho menos por falta de logros, sino porque me daba la impresión de que el proyecto ya había superado su capacidad.

Pasaron apenas 5 meses y Tigres consiguió su séptimo título, el quinto con Ferretti y también el séptimo en la cuenta personal para Ferretti, y comenzaron a llegar comentarios del tipo “¿No decías que ya no era el entrenador adecuado para Tigres?” y sostenía lo que dije en enero, mismo donde hoy me mantengo.

Para la jornada 11, no debe haber duda en decir que Tigres está en crisis. El campeonato de mayo ya pasó, los partidos ante Morelia y Necaxa ya fueron, y no sabemos muy bien qué va a ocurrir en noviembre y diciembre, pero al día de hoy el equipo está sumergido en una crisis de resultados. Que quede claro.

En función de eso, surge el #FueraTuca, o mejor dicho: renace. Se ha mencionado muchas veces, hay muchas expresiones en redes sociales y lo ven todo como una solución sencilla. Pero no funciona así. No se trata de que Ferretti se vaya y todo se arregle, no se trata de quitar a uno, poner a otro y que todo mejore en automático.

Ni tampoco quiere decir que trayendo a un técnico “ofensivo”, como Matosas, o Tomás Boy o toda esa esa lista de entrenador que fascinan a la grada, en automático todo sea esplendoroso. Tigres tiene un problema que no se va a arreglar con una persona, y es un error muy grave creerlo.

No tendría sentido cambiar a Ferretti ahora, y hasta me atrevo a decir que tampoco en diciembre, para este equipo se necesita un análisis profundo, dar un diagnóstico de cuál es su malestar y a partir de allí encontrar quién pueda sacarle más provecho a la plantilla, una búsqueda que tiene que llevar mucha profundidad, big data, análisis de vídeo, reuniones. No se trata solo de voltear a ver el palmarés ni de medir si a la afición le gusta o no, lo que se precisa es alguien que entre como se hace en la élite, con jugadores que han estado en la élite. Que lo de Kolodziejczak y Ochoa diciendo que Ferretti tiene unos malos métodos, no es ninguna casualidad.

“Cambien de entrenador”, “Al equipo le hace falta que contraten a una bomba”, hay muchas situaciones que se quieren seguir viendo como soluciones individuales, pero una o dos personas no pueden arreglar a un equipo en lo futbolístico, y ganar un título tampoco significa que esté todo bien.

Si Tigres quiere mantenerse en la cima, tiene que aprender de sus errores y de los errores de otros. ¿Qué le pasó a Rayados con Vucetich? ¿Qué ocurrió con las Chivas de Almeyda? ¿Qué le ha faltado a León después de Matosas? Volteen a ver los ejemplos de los que lo hicieron mal, no solo a los que lo hicieron bien.

Las soluciones individuales son para momentos muy específicos, pero para perdurar en lo más alto de una liga se necesitan cambios mucho más profundos.

En dado caso de que Tigres levante, haga 5 goles por partido desde el clásico en adelante y quede campeón, voy a seguir pensando que Ricardo Ferretti no es el mejor entrenador para lo que viene de este proyecto.

Comentarios

Article written by:

"El fútbol como elemento estético"

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde