Jugar bien / Escribir bien
Futbol mexicano

Qué la polémica no le quite reflectores a Siboldi

No llegó de la mejor forma, ni con los reflectores apuntando a el. Lo hizo siendo exhibido por Ricardo Peláez quien aseguró que no era su principal candidato para llegar a la dirección técnica de Cruz Azul, los jugadores saben que no era quien el directivo tenía en sus planes para dirigirlos y la afición esta consciente que no era la expectativa primaria. Sin embargo, Robert Dante Siboldi es un gran entrenador y tiene como demostrarlo.

Es imposible pensar en el equipo de Santos al que hizo campeón. Sacó lo mejor de cada jugador, incluso futbolistas que a la fecha siguen sin tener un nivel similar al que vivieron con el uruguayo. La temporada goleadora más alta de Djaniny Tavares ocurrió con el. Anotó 14 goles, duplicando lo que hizo tres años antes en el Clausura 2015, la cual había sido su temporada más productiva.

El despegue del africano no hubiera sido posible sin Julio César Furch, vimos a un argentino que se robó la liga. La mas producente en cuanto asistencias/goles se refiere de su carrera en México. Pues algo así tendrá en Cruz Azul. Un futbolista rematador pero capaz de salir del área a recibir balones y un definido veloz como Bryan Angulo. Y por si fuera poco, será el reencuentro con Jonathan Rodríguez, futbolista que fue fundamental en el esquema lagunero.

En el tema defensivo, la solidez volverá a La Noria. Siboldi deberá recuperar a la mejor defensa de la temporada 2018-2019, así como le dio solidez al conjunto lagunero. Transformó a Jose Abella en su capitán y hombre de confianza, siendo un lateral completo a la hora de atacar y bajar. Unos consejos del uruguayo pueden ser la cereza en el pastel al notable crecimiento que esta teniendo José Madueña.

Finalmente, el medio campo. Muy solido y donde se gestó todo el equilibrio de la Laguna. Hoy, en Cruz Azul, tiene jugadores de sobra para esa zona del campo. Rafael Baca y Javier Salas como contenciones naturales, y como interiores Yoshimar Yotun, Orbelin Pineda, o incluso Guillermo Fernández, Roberto Alvarado y Elías Hernández quienes no desconocen la posición. Variantes sobran.

Hay que recordar que el uruguayo es un técnico identificado con los colores celestes, los cuales vistió durante tres años con el equipo de Hidalgo. Dirigió un partido de forma interina, y después se fue a seguir formando. Diez años después regresa con una Liga MX en sus manos y buscará obtener la segunda con Cruz Azul, que vaya que la necesita.

Comentarios

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde