Jugar bien / Escribir bien
Liga MX

Sorpresivas realidades

El Apertura 2019 nos ha arrojado un par de sorpresas necesarias de analizar. Equipos que por alguna razón han hecho un papel distinto al esperado previo al arranque del torneo. Los dos cuadros a analizar comparten región, sin embargo, presentan una realidad muy distinta, tanto en funcionamiento como en resultados. Sí, le hacemos un guiño al Santos de Guillermo Almada y al Rayados de Diego Alonso.

Una presión muy real

Si hablamos del sello distintivo de Santos, no se puede pasar por alto el gran mecanismo de presión alta que llevan a cabo durante cada jornada. No solamente reducen espacios en el primer cuarto del terreno rival, sino que además los orillan a salir utilizando su “lado débil”. Debido a lo anterior, le exigen al contrario saltar la línea, colocando el esférico a merced del juego directo y de segundas jugadas.

De igual forma, la mano de Almada se ve reflejada en mediocampo. El estratega uruguayo tomó la decisión de sentar a José Juan Vázquez, con la intención de complementar un doble pivote sumamente eficiente. Así, Fernando Gorriarán y Ulises Rivas no “chocan” en movimientos de recuperación y distribución de balón, algo que seguramente hubiera sucedido con el “Gallo” Vázquez compartiendo campo con el refuerzo de lujo Fer Gorriarán.

Finalmente la figura de Brian Lozano le da un toque distintivo a Santos. Escorado en banda izquierda con movimientos en diagonal hacia el área ha logrado condicionar muchos partidos a favor de los suyos, con ayuda de su gran golpeo y su notoria participación asistiendo a Julio Furch o a Eryc Castillo.

Sin idea ni soluciones

Por otro lado, Rayados también salta a escena, sin embargo con un papel un tanto antagónico. Uno de los mejores planteles de la Liga MX ha batallado para poder carburar a lo largo del torneo. Si bien es cierto es complicado encontrar un motivo concreto del bajo nivel colectivo de Rayados, todo indica que las individualidades del torneo pasado no han tenido el peso que nos han acostumbrado a ver. Barovero ha fallado, la dupla Ortiz-Rodríguez ha flaqueado, Pizarro no aparece y Janssen no condiciona.

Diego Alonso parece exigirle algo a su equipo que Rayados no puede ofrecer. La intención de jugar de forma asociativa reina dentro del BBVA, sin embargo, Monterrey no cuenta con jugadores para practicar fútbol posicional. Jesús Gallardo, Carlos Rodríguez, Jonathan González, Maxi Meza, Rodolfo Pizarro, Dolan Pabón -entre otros- son futbolistas para atacar espacios y presionar. Si bien suelen ser hábiles con la pelota al pie, son más eficientes “llegando” que “estando”. Alonso deberá ajustar lo anterior y brindar un contexto que favorezca a sus futbolistas.

Al final, Santos y Rayados pueden ser catalogados como las sorpresas del torneo, sin embargo, en México muchas veces es más importante el cómo se termina, que el cómo se comienza.

 

Comentarios

Article written by:

Minimalista.

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde