Jugar bien / Escribir bien
Uncategorized

La edad pesa

No todo es para siempre. Aquel lateral derecho que volaba en las Águilas de Herrera del 2013 se ha esfumado. Y es lógico, pues con 33 años el ritmo futbolístico comienza a bajar, y más en la Liga MX. No hay duda que su calidad era buenísima y que por momentos era el mejor mexicano en esa posición, además, un mundial de titular lo avala.

Después de varios años siendo un gran jugador, Paul Aguilar ha venido a la baja en los últimos torneos. Pocas jugadas claras para el equipo actualmente y su participación muchas veces es discreta. Es normal que cumpla como lateral, pero su nivel es preocupante de cara al futuro para esa posición en América.

Poco a poco se termina de borrar el futbolista que llevó, con un golazo, a México a la Confederaciones de Rusia 2017. Sumándole a su nivel actual, el ritmo de juego que trae el conjunto del Piojo es muy bajo. No terminan por recuperar lesionados ni por practicar un buen estilo de fútbol. Y gracias a esto, con las malas actuaciones del club, el pobre ritmo de Paul se nota aún más, pues al no tener sus grandes individualidades a la ofensiva, los errores defensivos están pesando muchísimo.

América necesita pensar a futuro, buscar relevos defensivos. Sobre todo, esa banda en donde el físico comienza a pesar bastante. Los mejores años de Aguilar han pasado y urge alguien que le dé competencia interna y le complique la posición.

Comentarios

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde