Jugar bien / Escribir bien
Liga MX

Se acabó el “trabuco”

América pintaba para hipotético campeón en este torneo, la plantilla que estaban armando era de llamar mucho la atención. Jugadores de gran calidad estaban en los planes de la directiva, cuerpo técnico y afición, con la ilusión de buscar la estrella número 14.

Hoy día, ese América no está cerca de lo que pudo haber sido, si bien han existido muchas bajas por lesión, las ventas inesperadas causaron estragos en Coapa. Edson Álvarez estaba contemplado para salir, era claro, pero “Marche” y Uribe no, dos jugadores muy puntuales en el esquema táctico y en el plantel en general.

Ahora, si también contamos la baja de Menez, que aunque no jugaba entraba en algunos planes, vemos que América perdió en total a 4 futbolistas claves en las esperanzas del campeonato.

Todos esperábamos que llegarán jugadores de gran calidad y nombre para suplir a gente importante y sucedió algo así. Claramente el deseo de ver a Ochoa de nuevo con la playera americanista estaba latente y se cumplió dejando resguardado el lugar de Agustín. En el caso Uribe se vivió distinto, pues para suplir tanto a él como a Edson contrataron a Leo López y “Oso” González, jugadores “medianos”, promedio para una institución como América.

Para empezar, González no es un volante mixto, por lo que juntarlo con Guido siempre es un error. Leo no es nada parecido al que conocimos hace algunos años y es inexplicable su llegada a esta institución. Hasta hace poco llegó Richard Sánchez, quien es la futura pareja en el medio campo de Rodríguez, mostrando buenas condiciones en su pasado reciente y buscando genere estabilidad en el cuadro azulcrema.

América no fichó en la línea defensiva, la cual anda muy mal en todo aspecto y no existen suplentes que generen una competencia o una alternancia,por lo que a todo lo que padecen se le suma eso.

Fueron por un delantero uruguayo de 21 años, contratación sin pies ni cabeza, de las que acostumbran en ocasiones y que no resultará favorable, eso está claro, pasará de noche. Giovani fue una apuesta a largo plazo, pues se sabía que no tenía ritmo e iba a tardar en agarrar nivel y demás y hasta el día de hoy sigue sin aparecer mucho en la plantilla.

América no gana ni cerca de lo que perdió con los fichajes, resulta ser hoy sí una mala gestión directiva y probablemente también con culpa del cuerpo técnico. Si bien han sumado y se encuentran en la tercera posición, la vulnerabilidad que muestran hace pensar que no serán postulados al título, incluso lo puedo decir, América deberá planear ya el próximo semestre, preocuparse por recuperar a sus jugadores, trabajarlos mejor físicamente y ver las carencias que padecen para repararlas con refuerzos y mayor competencia interna.

 

Comentarios

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde