Jugar bien / Escribir bien
Futbol internacional

Javier Hernández: otro reto para ¿ser suplente?

Llegó al viejo continente en el 2010, y 9 años después tendrá su quinto equipo europeo siendo el máximo goleador de la selección mexicana, Javier Hernández llega a Sevilla después de 63 partidos y 17 goles (dato Transfermarkt) en el West Ham.

Tiene 329 partidos en Europa y 124 goles (dato: Transfermarkt), 31 años recién cumplidos y un montón de críticas en la espalda, recibidas de todos lados pero sobretodo de mexicanos, una situación que está por demás profundizar.

Ahora mismo, Sevilla tiene un par de centrodelanteros que son de reciente adquisición, se trata de Luuk de Jong (Países Bajos, 29 años) tasado en 12 millones de euros y pagaron 12.5, y a Dabbur (Israel, 27 años) cuyo valor es de 15 millones de euros, pagaron 17.

La última temporada de Javier Hernández contando solo liga, fue de 25 partidos, 14 como titular y anotando 7 goles. ¿De Jong? 34 partidos, todos como titular, y 28 tantos. Y el israelí Dabbur hizo 29 partidos, 23 como titular y 20 goles.

Hasta la tercer jornada, de Jong no había anotado y Dabbur, quien cabe mencionar fue fichaje del director deportivo anterior, ni siquiera ha sido convocado aunque goza de un buen estado de salud, no hay lesión que le impida participar, y desde hace tiempo Lopetegui y Monchi han estado buscando otro delantero, un tercer nueve que les compita al holandés y el israelí, eligieron a Hernández, alguien que ya jugó la liga española con el Real Madrid.

Con más años y un peor pasado inmediato en números, Chicharito llega a Sevilla para ganarse un puesto en un equipo que aspira a entrar en Champions League, la temporada anterior quedaron en sexto lugar y jugarán Europa League, pero el objetivo es ser equipo de Champions League.

Munir, Nolito, Rony Lopes y Banega necesitan a alguien que concrete las oportunidades que crean, y si de Jong – Dabbur no han podido, tocará el turno para Chicharito que se distingue por no rendirse.

Otra vez llega a un equipo de perfil medio, como el Bayer Leverkusen o West Ham, su paso por equipos como Manchester United y Real Madrid llegó muy temprano y cumplió, ahora le toca estar en ese nivel donde el mexicano habitualmente está.

México no es un país de élite futbolística, cuando Martino dijo que éramos una selección clase B me parece que abusó de bondad, porque estamos aún más abajo, y debemos entender que nuestros jugadores llegan a ser queridos, respetados, pero difícilmente están en el top del mundo en su posición. Y ojo: no está mal, porque es nuestra realidad, trabajamos para cambiarla, pero por ahora así estamos, e Hirving Lozano está tratando de cambiarlo.

¿Un pronóstico para Javier en Sevilla? Que se haga importante, que se gane todas las oportunidades, que no deje de intentar, que siga complicando a sus hates para encontrar argumentos y atacarlo con ellos.

 

Comentarios

Article written by:

"El fútbol como elemento estético"

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde