Jugar bien / Escribir bien
Uncategorized

Irregular inicio rojiblanco

Después de ganarle 3-0 al Atlético San Luis en la jornada anterior, el Guadalajara terminó perdiendo en frente del León. Sin embargo, el problema no es perder, sino la manera en que se dio el resultado. Las Chivas recibieron 4 goles apenas en 70 minutos.

Sin duda alguna la zona más reforzada para el conjunto rojiblanco fue la defensa. Principalmente por la constante aparición de Alanís y Briseño en la central. Y es por esto que el Guadalajara debería tener más eficacia en la zona defensiva, ya que se apostó fuerte por una remodelación que otorgue beneficios tanto en el presente como a futuro.

5 jornadas después, las Chivas muestran 2 caras distintas. Meten goles o reciben; 9 goles a favor y 8 en su contra, lo que los posiciona en el puesto 11. Contar con las características de Antonio Briseño y sus ganas de triunfar con el club y, además, la confianza de Alanís en su regreso al equipo, deben de darle al Guadalajara más opciones en la primera línea.

En la zona delantera el Rebaño Sagrado ha comenzado de buena forma: 4 goles por parte de Pulido y 1 tanto más de Vega. Entre los 2 completan más del 50 por ciento de los dirigidos por Tomas Boy. Por otro lado, Oribe ha quedado a deber tras su contratación, pues ha iniciado 4 de los 5 partidos y a pesar de ello se le ha visto muy por debajo de lo esperado.

El arranque de los Rojiblancos ha sido de altibajos. No obstante, si Chivas quiere seguir peleando en el campeonato para colarse a zona de Liguilla, tiene que mejorar muchísimo su parte defensiva; ya sea con la pareja de centrales Alanís-Briseño o incluyendo en línea de 3 a van Rankin, pues la delantera ha comenzado relativamente bien este torneo.

Comentarios

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde