Jugar bien / Escribir bien
Opinión

Lo que no dijo el Pollo Vignolo

En México, Tigres es de los equipos que más han crecido en los últimos años. Triplicó sus títulos, y cada vez cuenta con mayor popularidad a nivel nacional. Hoy pueden sentarse a negociar con jugadores que antes lucían inalcanzables para el balompié azteca, y la puja va más allá del factor económico. 

‘’…el constante protagonismo en Liga, y la frecuente participación en torneos internacionales, los vuelve atractivos para elementos de alto nivel. Todo esto enriquece su historia, sí. Le da cierto estatus a la marca, también. Sin embargo…’’

Se ha hecho viral una declaración del periodista argentino Sebastián Vignolo, en la que asegura que Tigres no existe al lado de Boca Juniors. Es preciso aclarar que el nombre surgió a la par de otros, como el del Cagliari italiano o el propio Atlético de Madrid. Entiéndase, entonces, que no era algo personal en contra de los comandados por Ricardo ‘’Tuca’’ Ferreti. Probablemente sabe poco o nada del club, y ahí está el punto medular del asunto. 

Tigres, a nivel mundial, es uno más. Su mayor logro es haber disputado una final de Copa Libertadores, y en ésta, que es su década, solo cuenta con argumentos nacionales para pelear por su grandeza. Tomando en consideración que es una institución con menos de setenta años de vida, podemos asegurar que son números venturosos. No obstante, por más que en México tenga lo propio para discutirle el prestigio a cualquiera, lo cierto es que dentro del propio continente hay países en los que se desconoce la existencia de Tigres, algo que no pasa con Boca Juniors, y a eso se refiere el Pollo.

Guste o no, el equipo dónde algún día brillaron genios como Diego Armando Maradona o Juan Román Riquelme, tiene aficionados en todo el mundo. En un cara a cara contra ellos, Tigres acabaría muy por debajo, con todo y que la diferencia deportiva -en cuanto a actualidad se refiere- no sea tan grande. 

¿Es entonces acertada la declaración de Vignolo? 

En parte sí, y en otra no. Lo que le juega a favor, ya lo mencionamos. Es eso que no dice está lo que medio ‘’justifica’’ la molestia del aficionado regiomontano. 

Y es que es verdad que Boca es grande… ¡gigantesco al lado de Tigres! Pero Real Madrid también lo es, igual Barcelona. ¿Cuál es la diferencia? Que ellos y cualquiera, si les interesa alguien, entienden que para contratarlo no basta con la camiseta. Se necesita un pago correspondiente a la calidad del jugador, algo que en Argentina parecen no tener muy en claro. Por eso van de club en club pretendiendo que promesas y realidades lo sacrifiquen todo con tal de sumarles. 

El fútbol ha cambiado, señores. Ya no alcanza con romanticismos.

Comentarios

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde