Jugar bien / Escribir bien
Futbol mexicano

Segundo tiempo de Oro

México se consagró campeón de la Copa Oro ate Estados Unidos, con un segundo tiempo que ya está en la corta historia de Gerardo Martino al mando de la Selección. Dichos segundos 45 minutos y el título, lograron eclipsar el cuestionable y pobre primer tiempo, en donde se estuvo cerca de tomar la desventaja. Es por esto, que como ya es costumbre, analizamos las cinco conclusiones que nos dejó el duelo ante Estados Unidos.

Don Rodolfo Pizarro

Si alguien movió los hilos en el ataque Tricolor, fue el futbolista de Monterrey. Cuando se complicaba salir jugando, recibía el balón entre líneas, además de que todas las jugadas de peligro pasaron por sus pies. Jugó en ambas bandas, por el centro y en todos lados se vio bien. En pocas palabras, el partido de Rodolfo Pizarro fue redondo.

Listo para Europa

Cuando más se le complicaba el juego a México en cuestión defensiva, apareció Edson Álvarez. Se logró meter como tercer central entre Moreno y Salcedo, devolvió la confianza y al regresar a la contención se adueñó del mediocampo. Ni Bradley ni McKennie aparecieron en a cancha, ambos molificados por el “Machín”.

No es goleador, es jugador

El partido de hoy puede describir a la perfección lo que es Raúl Jiménez como futbolista. No te da garantía de anotar opciones claras de gol, hay dos que se come antes de la anotación Tricolor. Sin embargo, de lo que si es capaz, es de darle juego y volumen al ataque, queda demostrado en el gol de México, en el que sin ver y de taquito logró asistir a Jonathan Dos Santos.

La defensa es un carnaval

Comentábamos de como por momentos Edson Álvarez tuvo que meterse entre los centrales para poner orden. Y es que la actuación de Moreno y Salcedo fue muy pobre. Malos fideos, malas coberturas, se vencían muy fácil. Para su suerte, Estados Unidos no logró capitalizar estas jugadas, y en el segundo tiempo, aprovecharon la inercia ofensiva del Tricolor para pasar desapercibidos.

Se perdió Antuna

Tras el partido ante Martinica, el último de la fase de grupos, se fue Uriel Antuna. En los duelos de eliminación directa fue poca su aportación, y hablando de hoy, se le notó nervioso y desenchufado. No intento un mano a mano en todo el juego, y cuando lo cambiaron de banda, lo hizo aún peor; no utiliza su pierna derecha para nada.

 

En un balance genera, fue un muy buen triunfo de México, merecido por dominar el segundo tiempo pero hay que seguir poniendo atención a lo mismo desde que Martino asumió el riesgo: la defensa. Hoy no fue problema, pero será punto a mejorar si se quiere progresar de cara a un mundial en Catar 2022. Por otro lado, destacar las individualidades y reconocer quienes están en gran momentos y quienes no.

Comentarios

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde