Jugar bien / Escribir bien
Liga MX

Primer Capítulo: Tigres lo gana en las áreas

Parado Tigres

Tigres salió a la cancha con un 4-2-3-1 (Guzmán; Torres Nilo, Meza, Ayala, Rodríguez; Carioca, Pizarro; Quiñones, Vargas, Aquino; Gignac). En el dibujo táctico del Tuca Ferretti, los Universitarios encontraron en su banda derecha su zona más fuerte. Tanto Luis Quiñones como el Chaka Rodríguez lograron generar superioridades mediante asociaciones en banda. Además, a partir del gol, Carioca y Pizarro lograron imponer sus condiciones sobre Iván Rodríguez y Luis Montes.

Al comienzo del partido, Tigres consiguió llegar con facilidad a la mediacancha, sin embargo, ahí se encontraban con una efectiva presión media de León. Los Universitarios tenían muchos problemas para poder atacar en estático, aunque hallaban respuestas a partir de su calidad individual. Al final, derivado del gol de Gignac, León se vio afectado en el aspecto mental, por lo que Tigres comenzó a hacerse del protagonismo del partido. Los dirigidos por el Tuca Ferretti, basándose en una presión alta, comenzaron a robar muchos balones. El fútbol ofensivo de Tigres se gestó principalmente por su banda derecha, en donde el Chaka Rodríguez y Luis Quiñones superaron significativamente a Meneses y Tesillo.

En las posiciones medias del primer tiempo, se observa como la banda derecha con el Chaka Rodríguez (28) y Luis Quiñones (26) fue la más ofensiva del juego. Los jugadores de Tigres crearon la mayor parte del fútbol ofensivo Universitario.

Parado León

León salió al campo con un 4-4-1-1 (Cota; Tesillo, González, Mosquera, Navarro; Meneses, Rodríguez, Montes, Mena; Campbell; Angulo). El 4-4-1-1 de Nacho Ambriz se convertía en un 4-4-2 a la hora de replegarse. Montes partía desde la base de la jugada, mientras que Iván Rodríguez fungió como un corrector. A Joel Campbell se le otorgaba total libertad cuando atacaba, el costarricense se tiraba hacia una banda o buscaba ofender partiendo desde el centro.

Durante ciertos lapsos del primer tiempo, León utilizó a Angulo, Campbell y Mena para presionar en la salida de Tigres. El equipo de Nacho Ambriz no presionaba a grandes alturas, sino que lo hacía de forma media, en donde esperan al rival a partir de medio campo. Durante los primeros 20 minutos, dicha presión resultó efectiva, sin embargo, a raíz del gol de Tigres, se descompuso el parado. León comenzó a desarticularse principalmente en la relación defensa-mediocampo.

En las posiciones medias del primer tiempo, se observa como la línea defensiva de León estaba demasiado distanciada del resto del equipo. La zaga esmeralda debía recorrer demasiados metros porque Luis Montes (10) e Iván Rodríguez (12) jugaban a una altura demasiado elevada.

Primer Tiempo

Partido muy parecido a lo que ambos jugaron a lo largo del torneo. Tigres buscando sofocar al rival a través de la tenencia del balón, mientras que León era un equipo con mucho mayor equilibrio. Al final, la eficacia de Tigres en las áreas, condicionó el juego.

Los primeros 20 minutos de León fueron realmente buenos. Los esmeraldas, con un bloque bajo, incomodaban la salida de Tigres. A partir de un 4-4-2 muy sólido, la Fiera le concedía muy pocos espacios a los Universitarios, además, generaban algunas ocasiones de gol a partir de la sociedad Mena-Campbell.

Tiempo después, al llegar la anotación de André-Pierre Gignac, los dirigidos por Nacho Ambriz comenzaron a caer en la calidad de su fútbol. León sufrió en demasía a la hora de intentar salir jugando desde el fondo. Además, Tigres ejercía una presión mucho más alta, por lo que los esmeraldas únicamente encontraron como respuesta el juego entre líneas, lugar en donde justamente Tigres recuperó muchos balones.

Como se mencionó anteriormente, León dominó el juego en el mediocampo los primeros 20 minutos, sin embargo, a partir del gol, Tigres empezó a encontrar mayores soluciones, especialmente al entorpecer la salida de León. Los Universitarios compensaron su incapacidad para ofender en estático a partir de su calidad individual o de sus robos en zonas altas. Igualmente, los dirigidos por el Tuca Ferretti utilizaron como recurso el disparo de larga distancia.

Segundo Tiempo

Para la segunda parte, Nacho Ambriz modificó su parado táctico con el objetivo de corregir los espacios que existían entre el mediocampo y la defensa. A la hora de esperar a Tigres dentro de su propio campo, León se plantaba con un 4-1-4-1, en donde Iván Rodríguez se posicionaba como ‘5’, mientras que Montes y Campbell se convertían en mediocentros con Angulo como único punta. No obstante, cuando los esmeraldas recuperaban el balón, regresaban al inicial 4-4-1-1.

Así, Tigres, para los últimos 20-25 minutos comenzó a replegarse, cediéndole la iniciativa a León. El plan del Tuca Ferretti se basaba en activar a Luis Quiñones para poder generar opciones de gol mediante el contragolpe. Por su parte, León, con más ganas que ideas, intentó que Luis Montes se hiciera partícipe del juego para poder surtir de balones a los atacantes esmeraldas, sin embargo, el trabajo de Pizarro y Carioca para desactivar al ‘Chapito’ fue muy bueno.

Irónicamente, desde la primera parte, León, que fue la mejor defensa del campeonato, tuvo un partido caótico en ese aspecto. Desde la banda izquierda, William Tesillo fue incapaz de sostener los arribos de Quiñones y el Chaka Rodríguez. Al final, a nivel ofensivo, León también resintió la ausencia de José Juan Macías, especialmente por el desahogo que ofrece el joven delantero mexicano.

Estadísticas

Ahora bien, de cara al partido de vuelta, el regreso de Rubens Sambueza será fundamental para las aspiraciones de León. El argentino puede ayudarte significativamente a la Fiera a la hora de gestar su fútbol ofensivo.

Puedes seguirme en Twitter: @Osornosanchez

Comentarios

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde