Jugar bien / Escribir bien
Liga MX

Guido Pizarro: ¿bueno o malo?

Uno de los jugadores que más criticas ha recibido en Tigres es Guido Pizarro, se le reclama sobre todo no tener el nivel que mostró de 2015 a 2017 cuando estuvo en las mejores etapas futbolísticas del equipo felino antes de emprender su aventura por España.

Para muchos llegó a desarreglar algo que ya estaba funcionando con Carioca y Dueñas en mediocampo, hay críticas fuertes, incluso en su primer temporada juntos del brasileño y el argentino yo misme dije que no encajaban, que estando juntos restaban más que sumar, para esta temporada alcanzaron un nivel alto donde dominaban el campo desde el centro, pero ese altísimo nivel duró a penas unos partidos.

Estadísticas de Pizarro

¿Ha sido tan mala temporada de Guido Pizarro como se quiere hacer ver?

Sus números:

49 balones perdidos, 16 en propio campo
92 balones recuperados, 22 en campo rival
57 pases en promedio por juego, 93% de precisión
112 disputas ofensivas, 58% de efectividad
50 duelos en ataque, 44% de efectividad

¿Cómo han sido sus pases? (números de temporada regular)

957 de conservación
1529 de construcción

No es un volante creativo

Es evidente que no se trata de futbolista que más provea de balones a sus compañeros de ataque, más bien es un centrocampista de control, que tiene un buen nivel para recuperar la pelota, entregarla al jugador más cercano y permitir que con eso otros se encarguen de iniciar los ataques. Quien quiera juzgarlo por no dar asistencias, por no poner de frente a Gignac al arco, por no hacer goles, está terriblemente equivocado en los parámetros que toma para valorar, Pizarro es para recuperar, controlar y organizar, no para atacar.

Puede hacerlo, sí puede iniciar ataques conduciendo, con pases largos o algunos otros aspectos, pero no son herramientas comunes en su repertorio de juego. ¿Esto lo hace malo? Por supuesto que no, pero hay que juzgarlo como lo que es, no como lo que queremos que sea.

Hay que alejarlo

Si no domina los aspectos del juego que llevan al equipo hacia adelante, pero es muy bueno en la salida del balón, recuperación y organización del mismo, convendría convertirlo totalmente en un líbero. Mantiene las características de cualquier medio campista para ir hacia adelante de vez en cuando, fortalece la salida desde el fondo, apoya en el juego aéreo y recuperación por abajo. No estaría mal alejarlo del arco contrario y acercarlo al propio.

 

Comentarios

Article written by:

"El fútbol como elemento estético"

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde