Jugar bien/Escribir bien
Futbol internacional

La metamorfosis de Raúl Jiménez

Finalizada la Premier League 2018-2019 no encontramos necesidad alguna de recordar la gran temporada del canterano americanista con el equipo de West Midlands, debido a que sus acciones hablan por sí mismas. Raúl Jiménez fue un engranaje crucial dentro del sistema de Nuno Espírito Santo, sin embargo, el mexicano también se vio favorecido por el cobijo que le brindaba el estratega portugués desde el banco. ¿Cuál fue el impacto de Jiménez como 9 del Wolverhampton?

Las estadísticas hablan por sí mismas, 17 goles y 8 asistencias tanto en liga como en copas domésticas, sin embargo, es importante contextualizar dicha información para dimensionar de forma correcta el impacto de Raúl en su primera temporada bajo la lluvia de la isla. El 3-4-3 de Nuno ha sido sensación en Inglaterra, representando a un equipo corto que supo a qué jugaba, sintiéndose cómodo corriendo a campo abierto y utilizando transiciones a alta velocidad como principal argumento ofensivo.

Dicho dibujo táctico era potencializado por dos lanzadores magistrales como Moutinho y Neves, y dos auténticos cohetes como Costa y Jota. La materia prima anterior necesitaba de un eje que pudiera atraer la gran cantidad de materia que giraba alrededor de la frontal del rival, ahí es donde Jiménez levantaba la mano. El mexicano con sus desmarques de primer nivel lograba ser un receptor libre para sus compañeros, mientras que de igual forma, era capaz de caer en banda para crear espacios y despejar el último tercio del campo, otorgando una pista de aterrizaje para los dos extremos antes mencionados.

Cuando no habían espacios para correr, los Wolves avanzaban en bloque sin problema alguno. Dicho lo anterior, Raúl brindaba apoyos tanto a Costa como a Jota, con la intención de asentarse con el balón en el territorio del rival. De igual forma, Jiménez participaba en la creación de volumen de juego, con la intención de atraer marcas por dentro para posteriormente descargar por fuera con los dinámicos carrileros de los Wolves.

Raúl con el uniforme del Wolverhampton fue capaz de evolucionar dentro del terreno de juego. En su estancia en Madrid y en Lisboa, el mexicano contaba con recursos mucho más limitados, viéndose afectado gravemente si salía de los dieciséis con cincuenta. Hoy, es capaz de conducir y generar fútbol fuera del área grande sin problema alguno.

Raúl Jiménez ha firmado una temporada magnífica gracias a lo que Nuno le brindaba desde le banquillo, sin embargo, no es ninguna mentira que el delantero azteca ha logrado crecer en lectura de juego y en el entendimiento del mismo. Sin duda, será un arma importantísima para Gerardo Martino.

Pueden encontrarme en Twitter

Comentarios

Article written by:

Minimalista.

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde