Jugar bien/Escribir bien
Futbol mexicano

Calma, continuidad y los resultados llegarán

Un torneo más en el que Cruz Azul no es campeón, y como suele suceder en el futbol mexicano cuando un club no consigue sus objetivos,  todas las miradas y criticas  apuntan al banquillo. Hoy, es turno de Pedro Caixinha volver a sentir esa presión. Sin embargo, el portugués es el menos culpable, incluso sería injusto señalar a alguien de la institución con dicho mote.

Guardando las proporciones y mirando hacia Europa, hay que mencionar que los dos proyectos que hoy se llevan los reflectores pues están próximos a disputar una final de Champions League, son el de Pochettino y Jurgen Klopp. Ninguno ha ganado nada con su actual club y uno de los dos lo hará en el escenario más importante del mundo a nivel de clubes. Ese tipo de ejemplos debe de tomar Cruz Azul, no de los que al primer fracaso destituyen al entrenador, como lo solía hacer “La Máquina” hasta hace no mucho tiempo.

Hay que recordar que la mancuerna Peláez-Caixinha le ha devuelto a Cruz Azul protagonismo en la Liga MX. En tan solo un año de trabajo juntos, consiguieron ser el equipo más regular de la liga, la mejor defensa en un año y un título de Copa. Además de que por primera vez, en cinco años, el equipo clasificó a dos Liguillas de manera consecutiva. Resultados hay.

Es debatible que hay un retroceso en el conjunto cementero de un semestre a otro. En uno alcanzaron copa y un subcampeonato y en el otro, se fueron en grupos del torneo copero y no llegaron a los cuatro mejores de la liga. Pero hay que analizar los factores. El arranque fue muy malo pero el despunte muy bueno. Pedro Caixinha, llevo a un equipo que se encontraba en 14vo lugar general y con cinco ausencias, a un cuarto lugar general, dejándolos a un gol de eliminar al actual campeón de la Liga.

La paciencia siempre será la clave del éxito. Podemos tomar al mismo Caixinha como ejemplo. En su primer etapa en el futbol mexicano, con Santos, le tomaron cinco torneos cortos consolidarse como campeón. Con Cruz Azul ya lleva tres. En Torreón lo aguantaron, incluso cuando consiguió su primer titulo, la Copa MX hasta su cuarta temporada, algo que en La Noria entregó en la segunda. Hoy Santos presume el campeonato de Liga alcanzado en el Clausura 2015, pero no fue algo que se haya dado de la noche a la mañana.

El deseo está, y el portugués se empeña en presumirlo. Siempre es el primer en llegar al entrenamiento y el último en irse, además de que en ruedas de prensa demuestra saber en donde esta parado. No hay conferencia en la que no resalte a su equipo y confirme que se encuentra en un equipo grande donde solo vale ser campeón. Algo que con técnicos anteriores no se veía como una obligación.

Los futbolistas lo respaldan, tanto con palabras como con hechos en el campo. Su presidente deportivo declaró que esta orgulloso de él, la misma noche que quedaron eliminados ante América. La afición lo respeta. No hay porque hacerla de emoción, el técnico ideal para Cruz Azul es el que hoy está en el banca. Es Pedro Caixinha.

Comentarios

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde