Jugar bien / Escribir bien
Futbol mexicano

Año para el olvido

El Clausura 2019 ha sido uno de los peores en la historia reciente de Pumas, un cúmulo de malas decisiones en los últimos años desencadenó una crisis de la que los felinos necesitarán mucho para salir, dentro de esta situación hay tres claros culpables, los cuales analizaremos.

RODRIGO ARES DE PARGA

Probablemente el culpable número uno de la actualidad de los de UNAM, desde que tomó la presidencia del club en verano del 2016, el equipo únicamente ha entrado a tres liguillas de 6 torneos, y en las tres veces que clasificó fue eliminado por resultados de 7-2, 6-2 y 7-2 contra Tigres y América (2 veces) respectivamente. Los refuerzos que ha contratado tampoco han dado resultados, salvo contadas contrataciones como Nico Castillo, Carlos González, Felipe Mora y Alejandro Arribas, muchos fichajes fracasaron rotundamente en la entidad felina; Jofre Guerrón, Yuber Aspirilla, Néstor Calderón son algunos de los jugadores que pasaron sin pena ni gloria en Pedregal.

A pesar de que el objetivo de la etapa de Ares de Parga siempre haya sido priorizar la cantera, tampoco es que sea una gran mejora con respecto a torneos anteriores. Salvo Jesús Gallardo y Alan Mozo son ya varios años que Pumas no saca algún canterano que sea regular en el primer equipo, las fuerzas básicas necesitan una reestructuración completa.

JUGADORES 

Como ya mencionamos, varios de los fichajes de los últimos años de Pumas no han sido los mejores, pero hay varios nombres que deberían cerrar su ciclo con el club, Pablo Barrera, David Cabrera, Alfredo Saldívar, Martín Rodríguez no aportan una mejora en el juego universitarios o suben el nivel del equipo al estar en la cancha.

DIRECTORES TÉCNICOS 

Paco Palencia, Sergio Egea, David Patiño y Bruno Marioni, son los últimos entrenadores universitarios, de los cuales sólo Palencia y Patiño han podido calificar a liguilla. La era Palencia comenzó de buena manera, con un equipo que despidió a su mejor jugador, Ismael Sosa, ese mismo verano, pudieron entrar en sexto lugar a la fiesta grande en el Apertura 2016, pero desfortunadamente el equipo fue eliminado por goleada ante Tigres, a partir de ahí, Palencia fue en picada, y con la llegada de Nico Castillo, entró en una dependencia extrema por el Chileno. En sus dos siguientes torneos, Pumas quedó en los últimos lugares de la tabla y para mediados del Apertura 2017, el Gatillero fue destituido por Sergio Egea que poco pudo hacer y de igual manera que su antecesor fue relevado por David Patiño.

La etapa de David Patiño tuvo varios claroscuros, por un lado, pudo entrar a liguilla de manera consecutiva, pero por otra parte nunca se vio un estilo claro y sin Carlos Gónzalez los felinos no hubieran llegado hasta tercer lugar en el Apertura 2018. La gota que derramó el vaso fue la derrota contra el América en las semifinales del campeonato pasado, Patiño se vio superado completamente por Miguel Herrera y demostró una vez mal, su pésimo manejo en partidos claves.

Con Bruno Marioni hay poco que analizar, llegó en una situación de emergencia y aún no se ve con claridad el estilo de Pumas, a pesar de eso pudo ganar el Clásico Capitalino, algo que nadie, salvo Memo Vázquez, había logrado desde el 2011, por lo que el beneficio de la duda tendría que prevalecer con el Barullo.

Los aurizaules tendrán que plantarse varias cosas al terminar la temporada, no pueden seguir con esta clase de resultados, de lo contrario se aproximará los problemas con la porcentual.

Comentarios

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde