Jugar bien/Escribir bien
Liga MX

El plantel lo rebasa

Con el torneo ya iniciado, y con la incorporación de refuerzos más la recuperación de varios elementos, todo pintaba bien en Coapa. Miguel Herrera era el más feliz de tener un plantel tan basto, incluso llegó a catalogarlo como “un lindo problema”, ya que debía decidir semana a semana quien era el más apto para iniciar en el 11 titular. Quítenle el adjetivo “lindo”, pues parece ser que el problema lo ha rebasado.

El “Piojo” peca de buena persona. No pone a jugar a los que mejor están o a quienes se lo han ganado, busca que todos jueguen por igual, repartirles los minutos y mantener un vestidor sano con una buena repartición de minutos. Lo jugadores pueden estar contentos, pero el afectado es el equipo; mismo que no se adapta a un sistema y que jornada a jornada ve como la alineación y sistema va cambiando.

Precio: $1,562 en Amazon.com (Click en la imagen)

Una prueba de esto, se vio en el último juego a mitad de semana que tuvieron las Águilas ante Necaxa. En ambos, vimos por lapsos a sus tres centros delanteros jugar juntos. Tres jugadores de área, compartiendo cancha. Es “entendible”, pues ente los tres habían marcado siete goles en sus ultimo tres cotejos. Todos merecían jugar, pero está formación mató al equipo.

No solo colocas a dos delanteros abiertos, Henry Martín y Roger Martínez, en una posición que desconocen; sino que además, tu atacante más clavado, Nicolás Castillo, careció de balones, pues quienes debían surtirlos, están acostumbrados a recibirlos. Herrera no supo a quien sentar y aventó a los tres, sin idea. Al final, la lesión de Roger le “ayudó” y ante Puebla, solo jugó con Martín y Castillo.

Otro caso es el de Bruno Valdez. El paraguayo fue expulsado en el duelo ante Morelia, pero cuando volvió de su suspensión fue a la banca, como parte de una “sanción”. Esta situación hizo que Edson Álvarez dejara la posición en la que mejor se desempeña (medio centro) para jugar en una, en la que es un jugador más (defensa central). Aunque, en el afán de administrar los minutos, le abrió la puerta a Matheus Uribe, quien jugó más de 120 minutos en dos juegos cuando apenas va volviendo de una lesión.

Con Jérémy Ménez terminó de exhibirse. El francés, que estuvo ocho meses sin actividad, declaró un día ante de su regreso a las canchas que apenas estaba para jugar 20-30 minutos. Si bien, en su retorno solo disputó 29 minutos, cinco días después, ante Puebla, fue de titular. Todos los que estábamos viendo el juego sabíamos que, jugara como jugara Ménez, ahí estaba un cambio de América. Regaló una sustitución desde el inicio. El galo salió en el medio tiempo para el ingreso de Nicolás Benedetti, quien desde que llegó a México no ha jugado en su posición natural (media punta).

Ni siquiera el reciente héroe americanista, Sebastián Córdova se salva. Si bien , ha sido titular en dos cotejos,  en los otros tres que ha entrado de cambio, jugó en distintas posiciones. Ante Lobos BUAP lo hizo detrás del delantero como media punta, en Morelia jugó acompañando a Guido Rodríguez en el medio campo y ante Puebla se acomodó detrás de Benedetti en la banda izquierda. El jugador ha respondido, pero no encuentra una posición establecida que le permita destacar aún más.

En 10 jornadas América no ha podido repetir un 11 inicial. Entre lesiones, suspensiones y bajas, el “Piojo” parece que ha adoptado el sistema de rotaciones que tanto criticó de Juan Carlos Osorio, solo que lo hace sin un estilo de juego definido. Miguel Herrera prefiere tener el vestidor contento, dandole a cada futbolista un tiempo de juego considerable, en lugar de poner en la cancha a los que realmente lo merezcan.

Comentarios

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde