Jugar bien/Escribir bien
Futbol internacional

Sub 23: Diego Lainez, el niño maravilla

El futuro de México está en excelentes pies. Diego Lainez avanza a pasos agigantados en su nivel, a tal grado de ser habitual en las convocatorias del Betis, su héroe en la ida de los dieciseisavos de final en Europa League, además de que ya fue campeón del futbol mexicano siendo titular con América. Todo esto con apenas 18 años.

Bien dicen que de lo malo sale algo bueno. El debut de Diego Lainez con América y en México se dio en el Clausura 2017, único torneo desde el Clausura 2012 a la fecha en el que las Águilas han estado ausentes de Liguilla. Ricardo La Volpe tuvo que trabajar con salidas importantes como la de Osvaldo Martínez, la lesión de Cecilio Domínguez o el bajo nivel de Darwin Quintero. Ahí se abrió la puerta para un canterano, y Lainez fue el elegido.

El 01 de marzo de 2017, debutó la joya del futbol mexicano. Diego Lainez entró de cambio en la derrota de América 2-1 ante Santos por la Copa MX en Torreón. Tres días después hizo lo mismo en León. Con 16 años de edad, el futbolista mexicano ya había probado lo que era estar en escenarios reales y de máxima categoría. Y desde entonces se le vio algo “distinto”.

El proceso de Diego Lainez venía mucho atrás. Un futbolista que perteneció al América desde su categoría Sub-13 y fue subiendo hasta llegar al primer equipo. Incluso, se “saltó” la Sub-20, pues de la 17 fue llamado al primer equipo por ordenes de Ricardo La Volpe.

Con la destitución de La Volpe y la llegada de Miguel Herrera, le costó a Lainez afianzarse. Incluso, el mismo “Piojo” comentó a inicios del 2018, que el proceso del canterano americanista era para un lapso de 4 años. Se equivocó, y con hechos lo admitió. Diego Lainez jugó la Liguilla del Apertura 2018 como titular, sentando a hombres como Cecilio Domínguez y Andrés Ibargüen. A la postre, América fue campeón y Diego Lainez se fue vendido a Europa.

Apareció el Betis, puso el dinero en la mesa, y siendo una de las dos ventas más caras de un mexicano a Europa, se dio el sueño de emigrar al Viejo Continente. Y a diferencia de lo que se dijo en México, Lainez se fue a jugar. Ha sido convocado en todos los partidos del Betis desde su llegada a excepción de uno, además que le basto poco menos de un mes marcar su primer gol con los verdiblancos.

Ya fue convocado a Selección Mexicana, esto con Ricardo Ferretti como entrenador interino, y desde su primer convocatoria en la que fue su segunda etapa, apareció Lainez en la lista. En selecciones menores era u constante, además de haber sido el mejor jugador en el Torneo Esperanzas de Toulon 2018.

Diestro pero capaz de manejar ambas piernas. Donde más se acomoda es por la banda izquierda pero pero tampoco desconoce la de la derecha, además de que llegó a jugar al inicio de su carrera por detrás del delantero como mediapunta. Versatilidad en la ubicación y también en la forma de ofender, pues bien puede jugar con el balón pegado al pie o aprovechar su velocidad en espacios largos.

Diego Lainez no solo es el futuro del futbol mexicano sino que comienza a ser su presente. Cada día más suelto, con más confianza y aumentando su capacidad. Cada día mejor. México parece estar en buenos pies y ha encontrado en el canterano americanista en quien confiar.

 

Comentarios

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde