Jugar bien/Escribir bien
Futbol mexicano

Rafael Puente no es el único culpable

Una de las decisiones cruciales de la dirección deportiva de cualquier club, es saber en qué momento cortar el flujo del proyecto de dirección técnica que se esté llevando a cabo en dicho momento dentro de la institución. Jaime Ordiales se encuentra ante la necesidad de velar por lo mejor para Querétaro, y dentro de dicha necesidad nace una natural pregunta, ¿se debe mantener a Rafael Puente al frente de la dirección técnica del equipo?

Seis derrotas en seis partidos disputados ofrecen una probable clara respuesta a la pregunta anterior. Sin embargo, es altamente necesario analizar los motivos que han orillado a Gallos a ser el peor equipo del Clausura 2019.

No todo pasa por la mano de Rafael Puente, pese a que él se etiquete como el único responsable cada fin de semana de los pésimos resultados del equipo. Gallos fue sumamente desmantelado de cara al presente torneo, sobre todo con las salidas de Volpi y de Mier, (pilares importantes en el logro conseguido en el Apertura 2018, clasificando a Liguilla), los cuales no obtuvieron un reemplazo de importancia para el presente año.

Jugadores como Britos, Villalva, Sanvezzo, y Marcel, no se encuentran en su mejor momento futbolístico, probablemente debido al alto desgaste que presentaron el semestre pasado… todo lo que sube, en algún momento tiene que bajar, y para evitar lo anterior se necesita un planeación y dirección estratégica de calidad, aspectos que al parecer no han estado presentes.

Si a ello le sumamos, la falta de adaptación de jugadores como Nicolás Navarro, Ayron del Valle, y Aké Loba, el panorama de crecimiento y desarrollo se complica.

Por parte de Rafa Puente, su idea de juego no cambia, el buscar el arco contrario de forma habitual no es negociable para Querétaro. Su parado en pizarra puede cambiar, entre un  4-4-2 sin balón y un 4-3-3 con la tenencia del esférico, priorizando el juego por bandas debido a las riquezas de sus activos más importantes; pese a ello, en transiciones ataque-defensa el posicionamiento en el segundo tercio ha sido paupérrimo para los queretanos, permitiendo la penetración en campio propio de los rivales.

Es complicado saber si el discurso de Puente ha caducado; en lo personal lo dudo, debido a que un estratega tan entregado al continuo aprendizaje difícilmente deja a un lado la innovación y el trabajo. El problema de Querétaro parecer surgir más por una errática planeación deportiva, que por una incapacidad de manejo técnico desde el banquillo.

Al final del día, el director técnico siempre será el primer señalado cuando un equipo no logre carburar, sin embargo, ante un plantel tan pálido y escueto, es complicado crear valor agregado que brinde frutos, y pese a no ser oficial la salida del joven estratega ni la llegada de José Manuel de la Torre, el rango de mejora luce reducido para Gallos.

Pueden encontrarme en Twitter

Comentarios

Article written by:

Minimalista.

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde