Jugar bien/Escribir bien
Uncategorized

Bendito problema para Miguel Herrera

Está muy trillada la frase que tienen algunos entrenadores cuando se refieren a la alta calidad de jugadores que poseen y que solo 11 pueden iniciar un partido. : “Son de los problemas que me encanta tener”. Es un cliché pero es verdad. Hoy, Miguel Herrera se encuentra en esta disyuntiva. Y es que, le han armado un plantel acorde a lo que América exige, y cuando regresen los lesionados será interesante ver como se para el equipo.

Primero, hay que partir desde abajo, en donde seis jugadores son inamovibles. Hablando de toda la línea defensiva con Paul Aguilar, Bruno Valdez, Emmanuel Aguilera y Jorge Sánchez; tal vez el central argentino genera dudas pero no hay un defensa que le pueda quitar el puesto. Agustín Marchesin en la portería y Guido Rodriguez en la contención fueron los únicos jugadores del semestre pasado que disputaron todos los minutos, y con justa razón. Sacarlos del esquema inicial sería un balazo al pie.

De ahí en adelante vienen los problemas. ¿Como acomodar a tantos jugadores de características ofensivas cuando solo queda espacio para cinco de ellos? Parece que los dos refuerzos seguramente están planeados para arrancar como titulares, al igual que Renato Ibarra que tiene la banda derecha libre, sin competencia y finalmente Edson Álvarez, quien desde que juega en el medio campo se ha convertido en un baluarte en el esquema del “Piojo”.

Pensando en el esquema actual que maneja América con un 4-4-2, es muy factible que Roger Martínez sea el delantero que acompañe a Nicolás Castillo. Y es que aunque Henry Martín aparentemente sea una mejor opción, sus características son muy similares a las del chileno, y se necesita un jugador que se desempeñe como “poste”, situación que no desconoce el colombiano. Nicolas Benedetti jugará por la banda izquierda, y es que aunque en gran parte de su carrera en Colombia la desarrolló como media punta, Herrera fue claro diciendo que aquí lo hará pegado al costado.

Miguel Herrera no es un entrenador que cambie de parado muy constantemente, solo si llega alguna lesión o si busca que un jugador encaje en el. Situación que sucedió cuando Jérémy Menez recién llegó al equipo. Ahí vimos un 4-2-3-1 con el francés detrás del delantero. Si se quisiera modificar el esquema actual, no hay dudas de que Roger Martínez sería el sacrificado cuando el “galo” vuelva de su lesión.

Pero a todo esto; ¿Donde está Matheus Uribe? El colombiano abandonó la final de ida por una lesión y desde ahí le ha costado trabajo regresar. Actualmente continúan recuperándose; pero hay que recordar que cuando estuvo sano era un inamovible en los esquemas de Herrera. Pero hoy, no tiene cabida, solo si Edson se lo permite en algún momento (lo cual luce difícil) o si el “Piojo” modifica a un 4-3-3 para que entre el sudamericano. Ahí, lo tendríamos ocupando el medio campo como una especie de interior, a lado del mexicano.

Al final todo esto son especulaciones, basadas en como Miguel Herrera ha trabajado el equipo anteriormente y como lo ha hecho en estas primeras cinco fechas. Seguramente veremos en Andres Ibargüen un sustituto natural de Nicolás Benedetti, y Henry Martín de Nico Castillo, ya que por la cuestión de extranjeros, Martínez tendría que ir a la tribuna si no es considerado para iniciar el juego, pues Oribe Peralta y Martín juegan en esa posición y la vacante libre para el no formado en México se iría con Ibargüen. Mientras todo esto sucede, veremos como el “Piojo” sigue empleando su 4-4-2 que por ahora luce difícil que cambie.

 

 

 

Comentarios

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde