Jugar bien/Escribir bien
Futbol internacional

Europa, el verdugo de Nico

Complicada e incomprendible. Con dichas dos palabras definiría la travesía europea de Nicolás Castillo a lo largo de su carrera. A falta de un anuncio oficial, todos los caminos de Lisboa conducen a la Ciudad de México para Nico Castillo, sólo que esta vez no para arribar a Ciudad Universitaria, sino a Coapa, produciéndose una movida un tanto complicada de asimilar y de digerir por los aficionados de la máxima casa de estudios de la nación.

Lo verdaderamente complicado de entender es cómo una vez más Nico Castillo estaría firmando un “fracaso” más en Europa, y menciono la palabra fracaso entre comillas debido a la subjetividad que carga, sin embargo, la utilizo de todas formas puesto que el chileno regresaría al continente americano con las manos vacías.

La playera de la Universidad Católica le llegó a quedar chica, tanto en su primera como en su segunda etapa dentro del club de Santiago; 39 goles en 70 partidos disputados no contradicen lo anterior. A finales del 2013, tras concluir su primera etapa con el club chileno, el Brujas decidió hacerse de los servicios del delantero; su movilidad en el frente de ataque, junto con su técnica individual y contundencia terminaron por cautivar al equipo belga, mismo donde logró completar 39 partidos, anotando solamente 13 goles. Los números de Nico comenzaban a descender.

Pese a haber realizado una temporada un tanto aceptable, el Estadio Jan Breydel se despidió de Nico Castillo, quien fue cedido a equipos como el Mainz y el Frosinone, mismos con los que no pudo llegar a concluir una sola temporada, además de no poder marcar un solo gol. La pesadilla de Castillo había comenzado. De ahí, regresar a Chile con la U Católica no fue una opción nada descabellada para el nacido en Renca, con la intención de volver a coger la confianza que necesitaba. Un año después, llegaría a Pumas, quien pagando más de tres millones de euros al Brujas se hizo de los servicios del chileno.

De ahí, conocemos la historia del 9 de aún 25 años de edad. Vendido al Benfica por más de siete millones de euros, donde sigue sin poder estrenarse de cara al arco, viéndose obligado a buscar opciones para no estancar su crecimiento individual. América sería la opción más tangible para Castillo, equipo que se llevaría a un delantero como pocos en la Liga MX, un jugador sumamente dinámico en el último tercio del campo, con una gran lectura de juego, sabiendo en qué momento avanzar junto con la línea del balón y en qué momento desprenderse de la inercia de la jugada, además de contar con una pierna derecha capaz de condicionar cualquier partido, y un juego aéreo más que eficaz.

Pese a ser un delantero con grandes características, son incomprensibles sus escuetas actuaciones en el continente europeo, teniendo la mala fortuna de aterrizar en proyectos futbolísticos que no le benefician o contar con estrategas que tienen su confianza depositada sobre otro elemento. De esta manera, Europa se ha convertida en el verdugo de Nico.

Pueden encontrarme en Twitter

 

Comentarios

Article written by:

Minimalista.

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde