Jugar bien/Escribir bien
Futbol internacional

Un espectáculo digno del mejor equipo del mundo

En el ya lejano 2010, un técnico mexicano muy conocido, Manuel Lapuente, declaró que aquel aficionado al futbol que quisiera ver un espectáculo, fuera a un circo y no a un estadio de futbol. Ocho años después el Liverpool rechaza esta hipótesis (aunque varios clubes ya lo habían hecho con anterioridad) y nos entrega en cada partido, 90 minutos de diversión y adrenalina pura.

Tal vez es la explosividad de Mohamed Salah, o la potencia de Sadio Mané, probablemente el acompañamiento de Firmino o la solidez defensiva de Virgil Van Dijk, a lo mejor el desgaste de sus laterales o la proyección de Jordan Henderson y sacrifico de Wijnaldum, o ¿Por que no?, el atrevimiento de Jurgen Klopp. No se sabe a ciencia cierta cual de estas características pese más en los “Reds” pero sin duda alguna, combinarlas todas da como resultado al equipo más entretenido dentro de un campo de juego.

Esta diversión no sería nada sino fuera acompañada de buenos resultados, mismos que abundan en Liverpool. Líderes invictos de la Premier League, 17 triunfos y tres empates. 48 goles anotados y únicamente ocho recibidos. Además, en sus filas está el actual líder de goleo en Inglaterra, Mohamed Salah con 13 tantos, empatado con Harry Kane y Aubemayang.

Es un equipo lleno de recursos. Si no aparece el egipcio, lo hace Mané, y si no Firmino. No importa que alguno salga desenchufado, siempre hay que asuma el rol protagónico. Incluso Xherdan Shaqiri. El suizo llegó como refuerzo para está temporada y ha rendido con creces. Un claro ejemplo su doblete para ganar el clásico ante el Manchester United con tan solo diez minutos en el campo.

La movilidad de sus extremos (Salah y Mané) es un arma letal para quien sea el encargado de defenderlos. Saben perfectamente hacia donde dirigirse y donde ubicarse en la cancha con y sin balón; y teniendo a pasadores como Robertson, Alexander-Arnold, Henderson, por mencionar a algunos, todo es más sencillo.

Roberto Firmino está convertido en uno de los mejores centro delanteros del momento. Letal cuando recibe un balón en el área pero al mismo tiempo capaz de salir de la misma en busca de la esférica, para ahí, asistir a sus compañeros o incluso generarse a sí mismo, una ocasión de gol.

La llegada de Allison Becker a la portería terminó por ser la única meza faltante en el rompecabezas “Red”. Con 46 atajadas en el torneo (promedio de 2.3 por juego) el arquero brasileño ha logrado dejar su portería en cero, en 12 de los 20 juegos que ha disputado en el certamen. A esto hay que sumarle que Liverpool es el único equipo en toda la Premier League que ha recibido menos de 10 goles (8). La mejor defensa del campeonato.

Los aficionados se ilusionan con que un título de Liga regrese a Anfield, situación que no sucede desde la temporada 1989-1990. Motivos para creer tienen y de sobra, pues estamos ante la presencia de, al menos al día de hoy, el mejor equipo del mundo.

 

 

 

Comentarios

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde