Jugar bien/Escribir bien
Liga MX

El enemigo está en casa

Es ya el séptimo torneo de Miguel Herrera con América, divido en dos etapas. La primera muy buena, levantó al equipo cuando había tocado fondo, les dio un título y se quedo cerca del bicampeonato. La segunda etapa ha sido “buena” en números pero sin Herrera, América podría estar mejor.

En su primer torneo, América se fue de la Liguilla sin marcar un solo gol en cuatro partidos. Goleado 4-0 en el global en semifinales ante Tigres en una eliminatoria en la que América no metió ni las manos. Su siguiente torneo fue algo similar, una derrota 4-1 en la ida ante Santos sentenció el camino azulcrema para quedar de nueva cuenta en semifinales. Partido que perdió el “Piojo” por mandar toda la ofensiva cuando iba perdiendo la ida apenas por un gol.

En la preparación del Apertura 2018, Herrera estaba en Rusia. Fue parte del equipo de comentaristas de Televisa Deportes durante la Copa del Mundo. Ahí, criticó a Juan Carlos Osorio en múltiples ocasiones por cambiar a los jugadores de posición. En la eliminatoria ante Toluca, termino con un mediocampista de lateral derecho, un lateral izquierdo de central y un lateral izquierdo de lateral derecho.

Herrera no solo ha costado eliminaciones en Liguilla sino retrocesos en procesos de jugadores jóvenes. Edson Álvarez el ejemplo más claro. Un futbolista que se ha estancado en su desarrollo. Incluso el caso de Carlos Vargas, jugador que el “Piojo” trajo a América y que no solo lo evidenció ante los medios cuando falló un penal ante Juaréz, sino que ya esta borrado del primer equipo.

El tema de Diego Lainez es distinto. El no ha retrocedido en su proceso como futbolista pero no termina por convencer a Miguel. No juega. Cuando logró hilar dos juegos como titular, fue al pre mundial Sub 20 y regresó a comer banca sin razón alguna. Por las bandas, Lainez lleva más goles que  Renato Ibarra y Cecilio Domínguez juntos, pero esos dos futbolistas están por encima del mexicano a la hora de conformar el 11 titular.

Parece que las ideas se le terminaron al “Piojo”. Busca regresar a la línea de cinco que le dió el campeonato en 2013 pero no logra entender que no son los mismos jugadores. Además de que es una formación que el técnico no utiliza de forma frecuente desde su paso en Selección. América en Liguilla ha jugado sus dos partidos con este parado, los mismos que disputó en 17 partidos previos.

Un técnico que no esta abierto a la autocrítica. Cuando su equipo juega mal, dice en conferencia de prensa “que no perdieron” o peor aún culpa al arbitraje. No hay que ser expertos para saber que cuando las cosas no salen bien en algún equipo de Herrera, el principal culpable es el silbante.

Un claro ejemplo de esto, es la ida ante Toluca. No expulsaron a Roger Martínez tras una plancha, no le marcaron un penal a Paul Aguilar después de una mano clara y en conferencia de prensa Herrera se encargo de tundir al VAR y al arbitraje.

Está claro que América es candidato natural a ser campeón, por el escudo que representa y jugadores que posee. Pero los equipos que aspiran a realmente alzar el título, (que es distinto a ser candidato) son manejados por un buen entrenador, mismo que hoy hace falta en Coapa.

Comentarios

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde