Jugar bien/Escribir bien
Selección Mexicana

Gerardo Martino: el seleccionador correcto para México

El tema relacionado a Selección Mexicana de esta semana ha sido reafirmar una información que ya existía: Gerardo Martino tiene un acuerdo con México, sin embargo no hay una firma que haga esto oficial, porque Atlanta United sigue en competencia dentro de los playoff de la MLS.

La mejor opción

Sonaron muchos nombres para tomar este cargo. La opción A de la Federación para el proceso de 2018-2022 siempre fue Juan Carlos Osorio, sin embargo por las evidentes diferencias con el medio, decidió dar un paso al costado. La opción B era Ricardo Ferretti, quien mostraba interés pero Tigres se negó a ser un Toluca o América cediendo a su entrenador para selección, pusieron una cláusula que fue negada a ser pagada.

Pese a que, en teoría, Martino es la opción C, me queda claro que el rosarino de 55 años reúne lo necesario para estar al frente de un proyecto como el que México requiere.

Experiencia

Dirigir a un club no es lo mismo que una selección, ese era el reclamo más recurrente en la gestión de Juan Carlos Osorio. El inminente próximo entrenador de México, estuvo 71 partidos con Paraguay y 29 con Argentina. Participó en Copa América y Copa del Mundo, además de las eliminatorias sudamericanas.

Vivir con presión

Parece un mal chiste que esto tenga que ser catalogado como virtud para alguien del fútbol, pero por algunos medios existentes y aficionados de este país, resulta fundamental que no ceda ante las críticas.

El puesto de entrenador en el FC Barcelona y en la Selección Argentina no es un tema menor, tiene casi la misma presión y juicios que ser Presidente en Cataluña y en Argentina. Sabe lo que es la fuerza de la prensa, las críticas incómodas. Muy seguramente es un hecho que valoró para tomar una decisión.

No cree saber todo

Uno de los mayores defectos que encuentro en un técnico es cuando no está abierto a escuchar diferentes puntos de vista, cuando no quiere aceptar que sus equipos necesitan un cambio, e incluso yendo muy mal las cosas deciden continuar con una forma claramente equivocada o que limita su potencial.

Tengo recuerdos de Martino en Paraguay jugando a algo distinto de lo hecho en Newell´s Old Boys, misma idea que lo llevó a ser considerado para trabajar en FC Barcelona e incluso llegar a ser técnico sin haber tenido una experiencia previa europea que lo avalara popularmente, pero su fútbol hablaba por él.

Se rodea siempre de gente que va a poder ayudarlo por el entorno y por las características de la competencia, para trabajar en México se habla que contaría con Gabriel Caballero, quien vive en México desde 1996, estuvo como jugador hasta 2009 y como entrenador desde 2012 hasta la fecha, solo sin participación en 2014. Además, Caballero sabe lo que es vestir la playera de México, incluso en un mundial, pese a haber nacido en Argentina. Actualmente es entrenador de FC Juárez en el Ascenso MX.

El estilo

México necesita tener la pelota. No porque sea un capricho o moda, sino porque la mayoría de los rivales que llega a enfrentar son de un nivel similar o inferior y la tendencia es defender cerca de su arco, es decir: atacar en espacios cortos y defender en espacios largos para México. Para esto es fundamental una idea estructurada a partir de la tenencia del balón.

Sin embargo, cuando el Tricolor enfrenta a rivales superiores lo más normal es que haya mucho mejor manejo de balón de esa selección contraria, y para este caso Martino también ha demostrado ser buen estratega para cuando hay que jugar en pocos toques y con trazos frontales o cruzados, como lo hacía en Paraguay. Martino pragmático.

Es un proyecto, no un acto de magia

¡PERO NO GANÓ NADA CON EL BARCELONA!

Es cierto. Su gestión en el club catalán se puede ver como un fracaso, sin embargo no me parece uno de los puntos más importantes a considerar para evaluar y contratar a un técnico, sobretodo cuando de México se trata.

Una cosa debe quedar clara: México no es un país “ganador” y no lo será en los próximos años. No ha podido conseguir un trofeo de Copa América, pese a que ha llegado a la final; sigue pareciendo un sueño alcanzar un quinto partido, el triunfo más importante a nivel internacional fue ganar una Copa Confederaciones, la Copa Oro para muchos no es parámetro real. Incluso si nos vamos a los clubes cuando han tenido que participar en Copa Libertadores tampoco han podido ganar.

Entonces, ¿por qué esperan que llegue un técnico que no sepa perder a un país que no sabe ganar?

Es habitual perder, ganar es una excepción. Ese Barcelona perdió el título en el último partido ante el mejor Atlético de Madrid de la historia. Si el FCB ganaba ese partido, ¿cambiaría totalmente la percepción hacia Martino? Es ridículo y limitado emitir un juicio tan grande por 90 minutos, o por las tandas de penales en las finales de Copa América ante Chile.

La continuación de un camino, no el final

Juan Carlos Osorio inició un viaje con México, con un estilo y llamando a jugadores extraños para la selección. Implementó conceptos científicos que para muchos terminaron siendo chistes, Gerardo Martino va a seguir ese camino, otra vez convocando jugadores extraños para conocerlos, tal vez con un lenguaje más futbolero rosariano con alguna referencia hacia su amor por Newells, a la comida mexicana o amigos que estuvieron en nuestra liga. Más amigable.

Es un nuevo proyecto, con gente distinta, pero tal vez con un rumbo mucho mejor marcado. Ya no atender a abucheos, a críticas o a priorizar observar cuántos comerciales grabó cierto jugador en lugar de cuántos partidos jugó.

No es para estar en el quinto partido

Si México no exporta futbolistas a Europa en el próximo año y se vuelven competitivos para 2022, difícilmente México estará en el quinto partido de 2022. Los entrenadores no son magos ni tienen recetas, son trabajadores que disponen de materia prima para desarrollar una idea. No creo que con Guardiola, Helenio Herrera o Jimmy Hogan lleguemos a ese lugar si continuamos con una base de cimientos débiles.

La propuesta con Martino debe ser mucho más profunda que marcar un juego y una fecha con sede en Qatar. Tenemos muchos recursos que, bien empleados, pueden construir una escalera que rompa nuestros falsos cielos.

Debe reunirse con entrenadores de la sub-17, sub-20, sub-23 y también con directores técnicos de primera división y ascenso. No va a dominar a todos los jugadores, necesitará ser asesorado, equivocarse, conocer, recomponer, proponer y avanzar juntos.

No hay espacio para especular, ni para mal acostumbrados

Cuando Martino jugaba en Newells no corría mucho, era de un ritmo más pausado. Pero cuando llegó Marcelo Bielsa, había que correr o no jugabas. Cuando los compañeros vieron correr al Tata, sabían que tenían realmente que hacerlo todos.

En México, los entrenadores de juveniles  y jugadores, van a tener que esforzarse igual o más que él, o no van a jugar.

Comentarios

Article written by:

"El fútbol como elemento estético"

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde