Jugar bien/Escribir bien
Selección Mexicana

Un mediocampista atípico

El partido de México frente a Costa Rica en San Nicolás de los Garza, dejó una conclusión un tanto evidente: Victor Guzmán es un mediocampista diferente a los conocidos/habituales dentro de las fronteras mexicanas, y dentro de las embajadas mexicanas internacionales.

Hoy en día, hacer caso omiso a la importancia de los mediocampistas dentro del juego de pelota, es comenzar un partido con una desventeja considerable.

¿Y por qué se afirma dicha oración con tanta soltura? Porque los mediocampistas son los actores principales en los distintos guiones que adoptan diversos equipos con la intención de crear fútbol. Muchas veces, las formas en las que los equipos atacan, están moldeadas por las formas de laborar de la gente del mediocampo.

Partiendo de ahí, analizamos a Victor Guzmán.

En cuanto a las funciones que comparte el jugador de Pachuca, destaca su capacidad para equilibrar al equipo en faceta defensiva y ofensiva, su constante demarcación, su presión hacia los mediocampistas rivales al momento en que estos realizan movimientos ofensivos, sus permutas y apoyos en zona baja, entre muchas otras.

Pese a lo anterior, la principal bandera de funcionalidad que distingue a Víctor, es su lectura de espacios en el frente de ataque para poblarlos de forma eficiente, lo que le ha abierto la puelta al gol en múltiples ocasiones. De ahí, nace un mediocampista distinto a los demás, un mediocampista con llegada: Víctor Guzmán.

Y lo que causa tanto revuelo en el entorno de la materia prima azteca, es que el protagonista de este escrito conlleva un perfil que no se presentaba desde hace tiempo en selección mexicana. En los procesos anteriores, ni Andrés Guardado ni Héctor Herrera ofrecían las misma virtudes.

El jugador del Betis funge más como un activador de juego desde el núcleo del campo, es una válvula de escape muy útil, además de brindar apoyos a sus compañeros en zona de creación. Por otro lado, el jugador del Porto, es un creador de jugadas ofensivas partiendo de una posición más adelantada, además de que busca finiquitar las transiciones ofensivas con su educada pierna derecha.

Víctor Guzmán es distinto, no mejor, no peor, simplemente distinto. Un mediocampista que tiene como hábito el tocar el área rival y de ahí ser una opción extra al momento de buscar finiquitar las acciones de su equipo. Un mediocampista atípico, que podrá ser muy útil rumbo a Qatar.

Pueden encontrarme en Twitter

 

 

Comentarios

Article written by:

Minimalista.

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde