Jugar bien/Escribir bien
Futbol mexicano

Blog de Edu Torres: Nahuel Guzmán, el héroe y villano de las nahueleadas

Pasaron 648 días entre el 25 de diciembre del 2016 y el 3 de octubre del 2018, las fechas de la mejor y la peor tanda de penales que he visto de Nahuel Guzmán, donde fue n indiscutible ídolo y para muchos ahora parece ser un villano.

La historia reciente de Tigres decía que los penales le sonríen, que el estudio de los rivales tiradores es algo que se le da bien a Guzmán pero, más allá de si los estudió o no, en esta ocasión ante Pachuca no se pudo ver reflejada la seguridad que Nahuel ha dado en otras series.

Una vez sabiendo esto, no se puede negar que una parte fundamental para que Tigres no perdiera en tiempo regular fueron las atajadas del Patón. Estando en la tanda, siempre se acercó a sus compañeros para tratar de decirles algo que los relajara o que les ayude a tomar una decisión

Llegó el momento donde decide tirar el penal, que para mí no era la mejor idea pero digo esto sin conocimiento y solo por intuición: se le notaba motivado, como si también hubiera estudiado al portero rival y sabía qué es lo que más le dolía, luego cuando prepara la pelota lo sentí dudar y terminó pareciendo que su acción era un despeje de meta y no un cobro penal.

Cuando empieza a hacer la señal a Díaz para que se detuviera, que lo cobraba él, me acordé de Roberto Abbondanzieri en el partido frente a Pumas de Copa Sudamericana, ahí él también pide cobrar la pena máxima y la historia es inmejorable: tira, acierta y avanzan a la siguiente ronda, en la cancha de Boca todo fue alegría y seguramente es un momento que el Pato aún no olvida.

Entonces, ¿qué hubiera pasado si la pelota iba un poco más abajo? Guzmán sería el héroe, sacarían fotos con la bandera de “Soy tu papá”, y seguramente seguiría siendo tendencia en Twitter pero con comentarios positivos, y quizá le llegarían más whatsapp de felicitación que los que recibió diciéndole que no pasaba nada.

En esos penales es evidente que “nahueleó”, y no lo digo por el error ni por mala leche, sino porque hizo lo que para mí significa el verbo “nahuelear”: hacer lo que nadie se espera. Podrá gustar o no, pero va a seguir sucediendo.

Se compromete con una idea, se envalentona y la desarrolla, podrá salir bien o mal, podrá ser héroe o villano, pero seguirá haciendo lo que a Nahuel Guzmán le parece buena idea en ese momento.

Comentarios

Article written by:

"El fútbol como elemento estético"

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde