Jugar bien/Escribir bien
Opinión

Nahuel Guzmán

Para entender la esencia del nuevo Tigre, es necesario hablar un poquito del Patón Guzmán. Esa dosis de locura y sensatez, de villano y héroe en cuestión de minutos, encarna lo que somos desde hace un tiempo para acá.

Nuestro loco en tiempos de falsos cuerdos llegó a alzar la cara cuando comenzábamos a hallarle gusto al suelo. En 2011 tuvimos una gran camada de jugadores, pero algo pasó y no logramos materializar las ilusiones. En 2014 llegaron jugadores distintos, comprometidos con el triunfo y entre ellos brilló Guzmán.

A él le debemos la confianza que nunca tuvimos. Los tiros de penal representan un 50/50 desde que el ataja. Antes de, cualquier jugada nos ponía a temblar. Con Guzmán, la esperanza es lo último que muere. Sabemos que a nuestro guardameta le sobran argumentos para solventar adversidades.

Es cierto que a veces nos voltea el humor. Tiene una suerte extraña, pero con todo y vicios lo queremos. Lo prefiero así, loco e irreverente, mas auténtico. Complaciente y prudente no nos sirve. Leo ésta última línea y lo confirmo: Guzmán materializa al nuevo Tigre. Loco hasta la médula. Auténtico como ninguno. Simplemente incomparable.

…lo juro por Diego…

Comentarios

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde