Jugar bien/Escribir bien
Opinión

André-Pierre Gignac

¿Qué puedo escribir con palabras de quién ha dicho todo en la cancha? 

Al francés le debemos todo. No tengo miedo de decirlo. Le debemos todas las sonrisas de los últimos años, todas las ilusiones y el disparate de sentirnos grandes. Somos el equipo de la década, y no es casualidad de que los argumentos llegaron tras su llegada.

La plaza sufrió un cambió de 180 grados apenas y se mencionó la posibilidad de que el goleador galo formara parte de los nuestros. Se volvió una manía revisar sus redes sociales y ver como de a poco nos seguía. Aún no pisaba Nuevo León y ya había enamorado a varios.

Supimos que haría época desde el primer partido como felino, en la que de a dos toques se puso cara a cara con el arquero del Internacional. Días después, un gol suyo gritó a los cuatro vientos que venía a marcarnos. Entonces supimos que estábamos frente a un nuevo ídolo.

3 títulos de Liga, 3 campeón de campeones y algún torneo improvisado confirman la metamorfosis que trajo a la institución. Se enamoró de los colores de una forma increíble, y hasta se dio tiempo de cobrar deudas ajenas con el vecino. Héroe de niños, referente de los grandes, ídolo de todos. Hasta las tribunas suenan distinto cuando se desviven por ti, Messie Gignac.

…lo juro por Diego…

Comentarios

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde